rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Francia: Franck Riester, nombrado ministro de Cultura. Reemplaza a Françoise Nyssen.
  • Francia: Christophe Castaner, nombrado ministro del Interior.
Vida en el planeta
rss itunes

Ser coleccionista sin arruinarse

Por Silvia Celi

En mayor o menor medida, muchas personas se pueden autodefinir como coleccionistas, pero esa pasión no se improvisa. Cuando se debuta, lo ideal es recurrir a un experto que determine la autenticidad del libro o del objeto deseado y su valor exacto. Los fraudes están a menudo a la vuelta de la esquina.

“En realidad hay muy pocos casos de libros totalmente falsos. Existen algunos ejemplos como un Galileo qu apareció por ahí. Pero es extremadamente complicado hacer algo así. Imagínese lo que es imprimir un libro del siglo 15 o 16 para hacer creer que es auténtico. Un experto descubrirá de inmediato todos los errores que pueda tener, pero en el caso del Galileo muchos expertos creyeron que era verdadero", explica Henri Vignes, presidente del Sindicato Nacional de Libros Antiguos y Modernos (SLAM).

En general, un experto puede ver cosas, como la portada de un libro que ha sido restaurada para hacer creer que es la original, "pero eso se nota de inmediato”, añade este experto en libros.

Un ejemplar del siglo 18 de las obras de Molière. ®SilviaCeli/RFI

¿Qué sucede en el caso de libros con dedicatorias?

“Hace poco tuve que examinar una dedicatoria muy bonita de Flaubert a uno de sus amigos de juventud. La escritura parecía auténtica, pero estudiándola profundamente nos percatamos de que era falsa. Pero bueno, es raro encontrarse con este tipo de falsificaciones”, comenta Vigne.

En lo que a dedicatorias se refiere, los plagiarios tienen sus víctimas preferidas. En Francia hay dos, Celine y Cocteau:

“Hay que desconfiar de una dedicatoria de Celine porque este autor cambió mucho su escritura entre 1932, cuando escribió “Viaje a través de la noche”,y 1960 . No siempre es fácil determinar si es su escritura. En cuanto a Cocteau, lo que los farsantes plagian son los pequeños dibujos que él hacía en los libros, a menudo perfiles masculinos. Hay que tener cuidado con esos dos escritores", alerta este experto.

"Pero de manera más general, los libros que tienen dibujos originales de artistas deben suscitar mucha desconfianza porque los pintores siempre han interesado a los plagiarios y cuando se tiene un libro con un dibujo original de Chagall, de Braque o de Picasso…hay que desconfiar”, añade.

Más complicado es cuando se trata de piedras preciosas o de joyas antiguas. En esta área los expertos se han visto obligados a evolucionar, comentó a RFI Geneviève Baume, presidenta de la Cámara Nacional de Expertos Especializados en Objetos de Arte y de Colección (CNES):

“Si no se ha estudiado gemología es extremadamente difícil determinar si una piedra es o no auténtica porque mientras más avanza el ser humano más perfecciona las falsificaciones. Hay falsificaciones que alcanzan una perfección tal que el ojo humano ya no es capaz de hacer la diferencia. Hoy en día los gemólogos tenemos que recurrir a los laboratorios, lo que no hacíamos antes, para saber si ciertas piedras son falsas o si les han modificado el color. Bueno, eso ya lo hacían los romanos que modificaban el color de las piedras gracias a distintos métodos. Pero es que ahora lo hacen tan bien que si uno no tiene un mínimo de noción en gemología es muy difícil diferenciar una piedra auténtica de una falsa. La naturaleza nos da las piedras que puede, no todas son bonitas, algunas son muy feas y otras son muy bellas. Eso determina su precio. No es fácil, por eso hay que tener buen ojo y formación”.

Las piedras falsas son cada vez más perfectas. Los gemólogos acuden a laboratorios especializados. ®BaumeBijoux

Los grabados tienen otros problemas. "No se trata de falsificaciones sino de ediciones. De los Caprichos de Goya se conocen hasta 13 y no vale lo mismo una de 1799 que una editada en 1970 que vale unos 200 euros", afirma Albert Marti Palau de Palau Antiguitats, Barcelona.

¿Consejos para los coleccionistas novatos?

“Les diría que no gasten mucho en los libros cuando comiencen, que tampoco compren mucho porque es evidente que los primeros, usualmente, no son los mejores. En este salón (Livres Rares & Objets d'Art) tenemos un stand que se llama descubrimiento del libro antiguo que permite a los bibliófilos debutantes comprar un ejemplar por menos de 60 euros. Eso les permite comenzar una colección sin arruinarse y comprender,  porque puede ser muy complicado, y a partir de allí ir más lejos”, opina Henri Vigne.

“Para comenzar, consultar a un profesional. Si se trata de una joya antigua que no compren sin que un experto certifique la época en la que fue fabricada, si ha sido reparada, lo que puede ser normal cuando se trata de joyas del siglo 17, 18 e incluso del 19. Pero tienen que haber sido bien reparadas, sin modificaciones. También debe tener la seguridad de que el experto está acreditado en una Cámara de Expertos porque hay mucho fraude”, aconseja por su lado Geneviève Baume.

En relación a los grabados, Albert Martí Palau, de palau Antiguitats indica que "lo importante para comenzar es que el grabado guste porque el comprador pasará su vida con él. Luego consultar con un experto para saber si está pagando el precio justo".

Otra opción es asistir a ferias especializadas como, Libros Raros y Objetos de Arte, que tuvo lugar en el Gran Palais, en París, del 13 y al 15 de abril pasados. Allí, expertos franceses y extranjeros,  estaban a la disposición del público interesado en aprender, comprar o expertizar algún objeto de colección.