rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

Médicos Sin Fronteras reconoce casos de acoso y abuso entre sus miembros

Por Braulio Moro

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF)  reconoció haber recibido 146  quejas  por abusos de poder, discriminación u hostigamiento en 2017. De ese total 24 fueron demandas por hostigamiento o abuso sexual.

"Después de las noticias en relación al escándalo de Oxfam en Haití que pensamos era importante hacer un gesto de transparencia", precisa David Nogueira, Presidente de Médicos Sin Fronteras España.

MSF precisa que durante varios años la organización ha realizado una vasta campaña de sensibilización entre los más de 40 000 empleados de la organización para que señalen abusos en su seno. No obstante, es la primera vez que la ONG galardonada con el  Premio Nobel de la Paz en 1999, reconoce públicamente ese caso de agresiones.

David Noguera, Presidente de Médicos sin Fronteras España, en declaraciones a Radio Francia Internacional dijo que ya en noviembre MSF había publicado  los datos por una petición de prensa, pero es ciertamente después de las noticias en relación al escándalo de Oxfam en Haití que pensamos era importante hacer un gesto de transparencia.

En el caso de MSF España, Noguera apunta "en 2017 tuvimos diez casos de  mala praxis de los cuales seis eran de abuso sexual; pero estamos hablando de una tipología de incidentes que va desde tocamientos no consentidos a un lenguaje soez y repetido. En ningún caso se puede comparar este tipo de incidentes absolutamente condenables pero que no tienen ni por asomo la magnitud ni la gravedad de Haití, subraya.

El comunicado publicado por MSF destaca que los casos de abuso que reportan no incluyen aquellos tratados por los equipos locales, pero reconoce que "esos señalamientos de abusos están en aumento constante". Según el presidente de Médicos Sin Fronteras España  "es un problema que tenemos como MSF y es un problema que tenemos como sociedad en general". la campaña del "#Metoo", de poder dar luz a las situaciones de abuso ha provocado este debate. Nosotros tenemos recursos desde hace años y ciertamente nos preocupa porque en todos los estamentos humanos hay un problema siempre de infra reporte. Muchas veces en un caso de abuso la víctima o no conoce los mecanismos de reporte, o tiene miedo a represalias, o tiene miedo a que se le victimice de nueva cuenta, que no se le crea, etc. 

Hay que dejar claro también que en una organización del volumen de MSF--Médicos Sin Fronteras España tiene 6 600 trabajadores, Médicos Sin Fronteras internacional tiene 42 000 trabajadores--, es imposible un escenario de cero casos porque lamentablemente en cualquier colectivo humano hay gente que a veces sus conductas son completamente inapropiadas. Lo que tiene que hacer esta organización y todas es comprometerse para poner los mecanismos y las inversiones necesarias para por un lado crear un ambiente de trabajo lo más seguro posible; dos, mecanismos de denuncia y, tres, mecanismos disciplinarios y de intervención para la resolución de estos casos en su forma adecuada y justa."