rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Salud y bienestar
rss itunes

Azoospermia: ¿y si se pudiera evitar la biopsia testicular?

Por Ivonne Sánchez

La infertilidad masculina representa el 40 % de los casos de esterilidad y una patología frecuente es la azoospermia, la ausencia de espermatozoides en el semen. Investigadores de la clínica de reproducción asistida IVI de Barcelona buscan nuevos marcadores para intentar, en un futuro, evitar recurrir a la biopsia testicular que hasta la fecha es la única manera de diagnosticar qué tipo de azoospermia tiene el paciente.

PARA ESCUCHAR HACER CLICK EN LA IMAGEN PRINCIPAL

La azoospermia es mucho más común de lo que se pudiera pensar. Representa el 15 % de las causas de infertilidad. Esta ausencia de espermatozoides en el semen se puede deber a que los testículos no secretan espermatozoides o secretan muy pocos. Es la azoospermia secretora.

Pero también se puede deber a que si bien, si se producen espermatozoides, éstos no pueden salir debido a una obstrucción de los conductos seminales. En este caso se trata de una azoospermia obstructiva.

Un caso menos grave de infertilidad ya que los testículos sí producen espermatozoides sólo que no pueden salir.

Biopsia testicular

Hasta la fecha, la única manera de saber qué tipo de azoospermia tiene el paciente es mediante una biopsia, esto es, una intervención quirúrgica para extraer tejido del testículo y poderlo analizar y verificar si hay espermatozoides.

Investigadores de la clínica de reproducción asistida IVI de Barcelona buscan un nuevo método menos invasivo que permita identificar cuando se trata de una azoospermia secretora y cuando de una obstructiva.

Para ello, analizaron 96 casos de pacientes con azoospermia, pacientes de la clínica IVI de Barcelona a los que se les hizo una biopsia testicular entre 2004 y 2017.

En este estudio, se analizaron diferentes factores como la edad del paciente, el tiempo que llevaban siendo estériles, la tasa de la hormona FSH (implicada en la producción de espermatozoides), la masa corporal, el tamaño de los testículos y el tipo de patología que sufrían.

Por el momento, sólo el factor del tamaño de los testículos refleja una indicación si se pueden encontrar espermatozoides en los testículos.

De los 96 casos de azoospermia analizados, 79 sufrían una azoospermia secretora y 17 una azoospermia obstructiva.

Los investigadores buscan nuevos marcadores como la búsqueda de proteínas y de micro-ARN en las muestras de sus pacientes que padecen azoospermia, para en un futuro, poder diagnosticar el tipo de azoospermia sin necesidad de recurrir a la biopsia testicular.

Entrevistada: la doctora Marga Esbert de la clínica IVI de Barcelona.