rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Salud y bienestar
rss itunes

Fomentar el ciclismo urbano: bueno para la salud

Por Ivonne Sánchez

Impulsar el ciclismo urbano podría tener un impacto positivo en la salud de los ciudadanos. Es lo que afirma un estudio hecho por el Instituto de Salud Global de Barcelona, el cual estima que se podrían evitar hasta 10 mil muertes al año en ciudades europeas, si éstas ampliaran sus carriles de bicicleta.

El estudio analiza los datos de varias ciudades europeas y sugiere que la longitud de la red de vias ciclistas está asociada al tipo de transporte elegido. A mayor número de carriles bici, más posibilidades de que se escoja este tipo de transporte.

En Copenhague, ciudad líder del velocípedo, las bicicletas superan al número de coches y cada día más de 400 mil personas se mueven con este medio. Con sus mil kilómetros de pistas ciclables, Copenhague es la ciudad modelo en este tipo de transformación urbana, comenzada en los setenta, después de la crisis petrolera.

10 mil muertes podrían ser evitadas

Según este instituo de salud pública,invertir en infraestructuras para la bicicleta aportaría grandes beneficios con un gasto relativamente bajo.

El estudio fue llevado a cabo en 167 ciudades europeas y estima que si las ciudades europeas incrementaran en un diez por ciento sus infraestructuras ciclistas, se podrían prevenir hasta 10 mil muertes al año.

La bicicleta antes de la Segunda Guerra Mundial

De hecho, antes de la segunda guerra mundial, la bicicleta era el medio de transporte más común en Europa. Fue en los cincuenta y sesenta que el automóvil va a reemplazarla poco a poco.

Pero ahora, muchas ciudades quieren invertir la tendencia. Es el caso de París o de Barcelona, las cuales han logrado en los últimos años, aumentar el uso del velocípedo gracias a una política que fomenta este medio de transporte.

En el caso de París, el sistema de bicicletas compartidas, el célebre velib', también ha contribuido al aumento del uso de la bicicleta.

El estudio estima que con más carriles bici, una de cada cuatro personas escogería la bicicleta como medio para desplazarse diariamente.

A título comparativo, en varias ciudades de Holanda, como Amsterdam, el 29 % de los desplazamientos urbanos se hacen en bicicleta.

En Alemania es del 10 % en términos generales, aunque en ciudades como Munich el porcentaje es mucho mayor.

En Francia, la ciudad mas "bike friendly" es Estrasburgo, con sus 300 kilómetros de pistas ciclables y su 16 % de desplazamientos por este medio.

En París, si bien ha habido un aumento del uso de la bicicleta, "sólo" cuenta con 185 kilómetros de carriles bici y sólo el 4 por ciento de los desplazamientos urbanos se hacen en bicicleta.

Pero incluso con un aumento de sólo el diez por ciento de pistas ciclables, se puede ya fomentar el uso de la bicicleta en las ciudaes, ganando en salud, menos contaminación, disminución del estrés y un arte de vivir más equilibrado.

Entrevistado: David Rojas, investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona.

La miastenia gravis: una enfermedad que puede confundirse con el envejecimiento

Una campaña para no dejar a nadie fuera en la lucha contra el sida y el VIH

La exposición nocturna a la luz azul de los leds puede provocar cáncer de mama y de próstata

Investigación sobre la ELA arroja nueva luz sobre esta enfermedad que padeció Stephen Hawking