rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Catástrofes naturales China Japón petróleo

Publicado el • Modificado el

Catástrofe ecológica en el mar de China

media
El petrolero iraní Sanchi, en llamas, finalmente se hundió en aguas chinas el domingo 14 de enero 2018. 10th Regional Coast Guard Headquarters/Handout via REUTERS

El petrolero iraní Sanchi se hundió este domingo con su carga de 136 000 toneladas de combustible condensado. Ninguno de los 32 miembros de la tripulación. Es la peor marea negra desde 1991


El petrolero Sanchi que se hundió este domingo frente a las costas chinas,  pertenece a la National Iranian Tanker Company. No obstante, como muchas otras embarcaciones de su tipo, Sanchi portaba pabellón de Panamá cuando chocó con un carguero chino el pasado 6 de enero, unos 300 kilómetros al este de la ciudad china de Shanghái. El petrolero se dirigía hacia Corea del Sur.

 El barco, de 274 metros de eslora, transportaba 136 mil toneladas de condensado, un combustible ultra ligero extremadamente inflamable. Ninguno de los 32 tripulantes que llevaba  pudo ser rescatado con vida. La embarcación se incendió poco después del accidente, pero socorristas chinos pudieron recuperar dos cuerpos de marinos así como la caja negra de la embarcación que permitirá, según declaraciones del portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino, conocer las causas que provocaron la colisión.

Además del condensado se estima que el Sanchi transportaba 1 000 toneladas de petróleo  para alimentar sus motores. Uno y otro hidrocarburo se derramaron provocando una inmensa mancha que cubría hoy  al menos 13 kilómetros de largo, en tanto que la columna de humo del incendio se elevaba a más de mil metros. El petróleo usado para la maquinaria de las embarcaciones es extremadamente tóxico para los organismos marinos.

El accidente representa la mayor fuga de condensados en toda la historia del petróleo, aseguran diversos  expertos, quienes recuerdan que el accidente del Exxon Valdez en 1989, transportaba petróleo bruto.  es difícil estimar las consecuencias que el derrame provocará en la fauna y flora marinas, pues el "récord" de accidentes con este tipo de combustibles nunca había superado las 1 000 toneladas hasta ahora.

Pekín estima que el derrame del  condensado  provocara "menos impacto sobre el océano" y "mínimo sobre el hombre". Un total de 13 embarcaciones de China, Japón y Corea del Sur trabajaban hoy para intentar recuperar los hidrocarburos