rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Salud y bienestar
rss itunes

Cuando el corazón da señales de la conciencia

Por Ivonne Sánchez

¿Cómo saber si una persona está consciente o está en estado vegetativo cuando es incapaz de expresarse? Un estudio reciente del INSERM en París muestra la interacción estrecha entre el corazón y el cerebro, un nuevo indicador que podría ayudar a hacer un mejor diagnóstico.

PARA ESCUCHAR HAGA CLICK EN LA IMAGEN PRINCIPAL

Diagnosticar el grado de conciencia de pacientes que se encuentran en un estado de conciencia alterado es todo un reto.

Se sabe que cuando el diagnóstico se realiza con insuficiente cuidado, hasta uno de cada tres pacientes vegetativos son en realidad conscientes – aunque sea en estado de “mínima conciencia”.

El error de diagnóstico puede explicarse por las dificultades en detectar signos de conciencia en estos pacientes. Por ejemplo, en el estado de mínima conciencia los pacientes, están alerta y conscientes, aunque no ofrecen ninguna respuesta aparente.

Distinguir entre un estado vegetativo y un estado de mínima conciencia en el paciente es fundamental para pronosticar el futuro neurológico de éste.

Para encontrar nuevas pistas en el diagnóstico, un grupo de investigadores en Francia del INSERM, el instituto nacional de la salud y de la investigación médica, llevó a cabo un estudio novedoso con varios pacientes en el hospital de la Pitié-Salpêtrière en París.

El estudio fue llevado a cabo en 127 pacientes entre 17 y 80 años de edad, pacientes en estado vegetativo o de conciencia mínima. Se buscó la relación estrecha que existe entre el corazón y el cerebro mediante estímulos auditivos que tenían una pequeña diferencia. En las personas con un mínimo estado de conciencia se observó un pequeño cambio en la frecuencia cardiaca.

La interacción entre el cerebro y el corazón podría servir en un futuro como un nuevo indicador para establecer el nivel de conciencia del paciente. Otras pistas como la respiración y la dilatación de las pupilas también están siendo estudiadas.

Entrevistado: Jacobo Sitt, médico psiquiatra e investigador del INSERM, encargado de llevar a cabo este estudio en el hospital de la Pitié-Salpêtrière de París.

La miastenia gravis: una enfermedad que puede confundirse con el envejecimiento

Una campaña para no dejar a nadie fuera en la lucha contra el sida y el VIH

La exposición nocturna a la luz azul de los leds puede provocar cáncer de mama y de próstata

Investigación sobre la ELA arroja nueva luz sobre esta enfermedad que padeció Stephen Hawking