rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Libia

Publicado el • Modificado el

Repelen ataque del mariscal Haftar para conquistar Tripoli

media
Decenas de hombres se desplazan en caravanas de autos con armamento pesado hacia Tripoli, 4 de abril. Reuters TV via REUTERS

Las fuerzas aliadas al gobierno de Libia repelieron este viernes a combatientes rivales que lanzaron una ofensiva para capturar la capital, Trípoli, en nuevos enfrentamientos que podrían volver a sumir al país en un grave conflicto armado. Moscú advirtió contra una 'reanudación del baño de sangre' en Libia.


Ante el riesgo de que se desencadene una escalada, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá de forma urgente este viernes a las 19h00 GMT, a solicitud de Reino Unido, para debatir sobre la situación en el país norteafricano.

Libia está sumida en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011 con dos autoridades que se disputan el poder desde hace años.

El oeste se encuentra bajo el control del Gobierno de Unión Nacional (GNA), con sede en Trípoli y dirigido por Fayez al Saraj. Fue instaurado en 2015 en virtud de un acuerdo con la ONU y es reconocido por la comunidad internacional.

El este del país está en poder del Ejercito Nacional Libio (ENL) autoproclamado por el mariscal Jalifa Haftar.

La escalada militar ha coincidido con la visita a Libia del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que se entrevistó con el primer ministro Fayez al Saraj, el jueves en Trípoli, y este viernes se reunirá con su rival, el mariscal Haftar.

La preocupación internacional es tal que Rusia advirtió este viernes contra una "reanudación del baño de sangre" en Libia, y exhortó a una solución "pacífica y política" del conflicto.

El jueves las fuerzas pro-Haftar lanzaron una ofensiva para tomar la capital, donde tiene su sede el ejecutivo del GNA.

Un convoy armado del mariscal tomó posiciones a 27 km de Trípoli tras apoderarse de un retén en la entrada oeste de la capital de Libia. Pero el viernes una milicia rival de la ciudad de Zawiya, situada a unos 20 km de este retén, recuperó el puesto tras un "breve enfrentamiento", afirmó una fuente de seguridad, que pidió el anonimato.

Según un periodista de la AFP, el tráfico era fluido por la mañana en el retén.

Después de recuperar el retén, decenas de combatientes del Ejército Nacional Libio (ENL) fueron hechos prisioneros y la milicia se incautó de sus vehículos, según la fuente de seguridad.

En las redes sociales circulan fotos de estos "prisioneros" con uniformes militares y sentados en el suelo en un lugar desconocido. No se ha podido verificar si son auténticas.

La fuerza de protección de Trípoli, una coalición de milicias tripolitanas, afirma haber participado en la recuperación del retén tras haber anunciado una contraofensiva para detener el avance del ENL.

El jueves, Washington, París, Londres, Roma y Abu Dhabi hicieron un llamado a "todas las partes" para "reducir inmediatamente las tensiones".

El propio Guterres exhortó a que "cesaran todos los movimientos militares (...)", así como a la "contención, la tranquilidad y la desescalada militar y política". "No hay solución militar en Libia. La solución debe ser política", aseguró.