rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Australia Refugiados Derechos humanos Literatura Irán kurdos

Publicado el • Modificado el

Kurdo recluido en centro de detención gana mayor premio literario de Australia

media
Sin amigos salvo las montañas: escribiendo desde la prisión de Manus. Picador

Behrouz Boochani, un kurdo iraní que se encuentra en un centro de detención australiano en la isla papú de Manus, ganó dos ilustres premios literarios con un libro en el que relata su experiencia, escrito a partir de mensajes de whatsapp.


El ganador del Premio Victoria para la Literatura, de 100.000 dólares australianos (unos 63.000 euros), no pudo asistir a la ceremonia de entrega de los premios celebrada este jueves. Desde hace seis años, Behrouz Boochani está detenido en un centro australiano de la isla de Manus, en el norte de Papúa Nueva Guinea, donde está a la espera de ser acogido por un tercer país.

Con su libro Sin amigos salvo las montañas: escribiendo desde la prisión de Manus (No Friend But the Mountains: Writing from Manus Prison), Boochani ganó no solamente el mayor premio literario de Australia, sino también el Premio Literario Premier de Victoria, de 25.000 dólares australianos (unos 15.000 euros).

Sin amigos salvo las montañas, escrito en farsi a través de mensajes de whatsapp debido a una mala conexión, relata su vida en el centro para inmigrantes que Australia tiene en la isla de Manus, donde quedó detenido en 2013. Allí, denuncia Amnistía Internacional, el gobierno australiano abandonó a cientos de refugiados y solicitantes de asilo, “en una situación que parece mucho más un castigo que una protección”.

Para los jueces, Boochani “ha producido una impactante obra de arte y de teoría crítica que va más allá de una mera descripción”. En el libro, narra “las interminables colas, la ausencia de comida adecuada, las telecomunicaciones limitadas, el generador que falla, los inodoros desastrosos”.

Habitualmente, los concursantes son ciudadanos australianos o residentes permanentes, pero los organizadores hicieron una excepción. “Boochani proporciona un nuevo entendimiento de las acciones de Australia y de Australia misma”, indicaron los jueces.

Australia retomó en 2012 su política de detención de los "sin papeles" en terceros países, en unas condiciones que han sido denunciadas por organismos internacionales.

Boochani dijo a la prensa que ganar este premio lo deja con un sentimiento paradójico. “Mi mayor objetivo al escribir este libro era que la gente entendiera realmente cómo este sistema ha torturado a gente inocente en Manus y Nauru, de manera sistemática, desde hace casi seis años”, afirmó.

“No quiero celebrar esta hazaña mientras veo a mucha gente inocente sufriendo alrededor mío. Por eso es un sentimiento paradójico. Demando libertad, dennos libertad. No cometimos ningún delito, estamos simplemente buscando asilo”, añadió.

Un premio que sin duda, “es una enorme vergüenza para el gobierno australiano”, subrayó Boochani.