rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Irán sanciones Donald Trump

Publicado el • Modificado el

Sanciones petroleras a Irán: “China e India seguirán comprando petróleo”

media
Bandera iraní cerca de la planta petrolera de Sorush en el Golfo Pérsico. REUTERS/Raheb Homavandi

Según el especialista en mercados financieros y petroleros, Juan Ignacio Crespo, Irán y los países europeos serán los más afectados por las nuevas restricciones de Washington contra Teherán. En cambio, varios países emergentes se van a "saltar" las sanciones.


Estados Unidos restableció este lunes sanciones contra los sectores petroleros y bancarios de Irán, para obligar Teherán a negociar un nuevo pacto sobre su programa nuclear y balístico. Ya varias empresas internacionales han dejado de invertir en el sector petrolero iraní, como el francés Total, por temor a ser castigado en Estados Unidos.

La posible reducción de las exportaciones iraníes podría impactar severamente la economía iraní, como explicaba la corresponsal de RFI en Teherán. El mercado internacional de petróleo también podría verse afectado, aunque en menor medida de lo que se pensaba. Análisis con Juan Ignacio Crespo, asesor financiero de Multiciclos Global FI Renta4.

Pregunta: ¿Qué consecuencias tendrán las sanciones estadounidenses contra las exportaciones de petróleo iraní?

J-I Crespo: “El precio del petróleo, en los meses pasados hasta el mes de octubre subió un 28%. Es una subida formidable. El mercado del petróleo se tomó muy mal el que iban a producirse estas sanciones de noviembre. Se pensaba que no había capacidad suficiente de Arabia Saudí y otros países para sustituir ese millón y medio de barriles diarios que suministra Irán.

Por eso esa precipitación. Pero posteriormente sobre todo en los últimos días han aparecido noticias de que EE.UU. no va a ser muy riguroso en la aplicación de las sanciones, que va a permitir un periodo de adaptación a los países que importan directamente petróleo de Irán, que van desde China e India hasta Italia. Y que por lo tanto, en un primer momento, el rigor no va a ser tan fuerte.

Y como la economía global se está desacelerando, lo lógico es que no impliquen una subida muy fuerte de los precios, salvo si conocemos nuevos elementos.”

Pregunta: El Secretario de Estado de la Casa Blanca, Mike Pompeo anunció que ocho países que van a gozar de un aplazamiento: China, India, Italia, Grecia, Corea del Sur, Japón, Taiwán y Turquía. ¿Seguirán comprando barriles de crudo iraní?

R: Hay países que se van a saltar las sanciones. China e India van a seguir comprando petróleo sin tener en cuenta las sanciones de Estados Unidos. En cambio estas sanciones son mucho más complicadas para países europeos.

En el pasado, quien se saltó con la imposición de las sanciones de EE.UU. a Irán o Irak, se ha visto en problemas legales importantes con las autoridades de EE.UU. Por ejemplo hubo empresas que han sido castigadas por la vía de  presentación de querellas en los juzgados americanos,  o por la vía de impedirles actuar en territorio estadunidense. Es el tipo de sanciones que impone EEUU a quienes comercien con los países que tienen restricciones comerciales.”

Pregunta: En cumplimiento con las sanciones ordenadas por la Casa Blanca, el sistema internacional de transferencias financieras SWIFT anunció este lunes haber suspendido el acceso de ciertos bancos iraníes al sistema de mensajería, tras la entrada en vigor de nuevas sanciones de Estados Unidos contra Irán. ¿Cómo se verá impactado el sistema financiero y comercial iraní?

R: “Pueden ser consecuencias muy graves, porque uno de los intentos es EE.U es que se desconecte a Irán del sistema SWIFT, la herramienta que permite el flujo de capitales mundiales. Un país que queda desconectado de este sistema, queda prácticamente reducido, no a la edad de piedra, pero a una época pretérita en la que las transacciones financieras eran mucho más complicadas de efectuar. Entonces parte de ese interés de EE.UU. es para ahogarle económicamente.

Existe un proyecto europeo para ocultar las transacciones financieras a la banca de EE.UU. y por lo tanto a la administración estadounidense. Pero me temo que este proyecto está aún muy verde y provocaría probablemente un choque muy fuerte entre EE.UU. y la Unión Europea.”