rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Oriente Medio Yemen Arabia Saudita

Publicado el • Modificado el

Escala la violencia en Yemen, pese a las presiones contra Riad

media
El 30 de octubre de 2018, Ghazi Ali bin Ali, un niño con un cuadro de desnutrición grave, recostado en una cama de hospital en Jabal Habashi, en los suburbios de la ciudad de Taiz, en Yemen. Ahmad AL-BASHA / AFP

Este lunes, en la sede de las Naciones Unidas en Ginebra, se está examinando la situación de los derechos humanos en Arabia Saudita, en el pleno de las controversias por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. Se trata de un Examen Periódico Universal (EPU), un escrutinio al que se someten los estados miembros de la ONU cada cuatro años, en que aparte de los asuntos de la libertad de expresión en el país se ha expresado también la creciente oposición internacional por la implicación de Riad en la guerra en Yemen.


Por Annalisa Girardi para RFI

Desde la intervención de Arabia Saudita en la guerra civil yemení en 2015, el país fue a menudo acusado de violaciones de derechos humanos que costaron la vida a miles de civiles. El conflicto en Yemen opone a las fuerzas progubernamentales apoyadas por los sauditas y a los rebeldes hutíes respaldados por Irán, en una guerra que en tres años ha dejado unos 10.000 muertos, según señalado por la ONU.

Desde el pasado jueves se registraron varios ataques aéreos en la zona de la ciudad portuaria de Hodeida, una posición estratégica controlada por los rebeldes que asegura la entrada en el país de ayudas humanitarias y un corredor que Riad ha intentado varias veces de bloquear para aislar a los hutíes. Una fuente de la coalición anti-rebeldes ha afirmado el apoyo a los esfuerzos de la ONU en el proceso de paz y ha negado buscar una escalada de violencias

Sin embargo, el domingo unos médicos de dos hospitales en la provincia de Hodeida han contado los cuerpos de 74 rebeldes, muertos en los bombardeos de la coalición saudita, mientras que fuentes de un hospital militar dijeron que 15 soldados murieron en estos mismos enfrentamientos.

El jefe del Consejo Revolucionario de Huthis, Mohammed Ali al-Huthi, ha calificado la "escalada militar por parte de la coalición" como "un intento extenuante de bloquear las conversaciones encaminadas a terminar la guerra y encontrar la paz". Por su parte, funcionarios militares de la coalición repitieron estar “comprometidos con la reducción de hostilidades en Yemen”.

La alianza saudita había suspendido la ofensiva en la ciudad portuaria del mar Rojo debido a las presiones que exigían negociaciones en Ginebra de la ONU y de Estados Unidos, que sin embargo sigue proporcionando armas. Por su parte, los hutíes se negaron a viajar a Suiza sin la garantía tanto de un regreso seguro de su propia delegación hacia la capital yemení como de la evacuación de los milicianos heridos.

El pasado viernes Antonio Guterres, secretario general de la ONU, pidió el fin inmediato de las violencias, para evitar que el país se hundiera completamente, ya que mitad de su población padece una hambruna. Esa misma semana murió Amal Hussein, la niña de apenas siete años cuya foto por el ganador del premio Pulitzer, Tyler Hicks, se había convertido en el símbolo de la crisis humanitaria en Yemen.

La oenegé Save the Children advierte de que la lucha en Hodeida “podría poner a decenas de miles de niños en la línea de fuego, agobiando aún más la entrega de alimentos y medicinas”. La organización estima que un promedio de 100 niños yemeníes mueren cada día de hambre o enfermedades. Ya 14 millones de personas se encuentran al borde del hambre en el país, que según la ONU está afrontando la peor crisis humanitaria del mundo y “un infierno para los niños”.