rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Yemen Arabia Saudita ONU

Publicado el • Modificado el

Una hambruna amenaza a 14 millones de personas en Yemen dice la ONU

media
La ciudad yemenita deSaada, tras un bombardeo, 6 de enero de 2018. REUTERS/Naif Rahma TPX IMAGES OF THE DAY

Yemen se enfrenta a ‘un peligro claro y presente de una inminente y gigantesca hambruna’, advirtió el martes el subsecretario general de Asuntos Humanitarios de la ONU, Mark Lowcock, y agregó que 14 millones de personas podrían ser víctimas.


El jerarca pidió “un alto al fuego humanitario” alrededor de las instalaciones involucradas en la distribución de ayuda alimentaria o infraestructura (puertos), en una reunión del Consejo de Seguridad del organismo convocada a iniciativa del Reino Unido por el deterioro de la situación en ese país.

“Para dejar las cosas en claro, mi evaluación y mi consejo es que hay un peligro claro y presente de una inmensa e inminente hambruna que podría sumergir a Yemen. Es una hambruna peor de lo que cualquiera de los que trabajamos en esta área ha visto”, explicó el funcionario de la ONU.

Según las nuevas estimaciones de la organización, el número total de personas que están padeciendo condiciones de pre-hambruna –es decir, que dependen de la ayuda externa para sobrevivir– pronto pasarán de 11 a 14 millones, “lo cual representa la mitad de la población”, según Lowcock.

“Hay que tener en cuenta, además, que millones de personas sobreviven gracias a la ayuda alimentaria de urgencia desde hace años, pero esta ayuda solamente es suficiente para sobrevivir, no para prosperar”, agregó.

Desde la última advertencia de la ONU en septiembre pasado, "la situación ha empeorado", agregó Mark Lowcock y rechazó por adelantado los argumentos de que repetiría las mismas advertencias todos los meses.

“Las partes en el conflicto continúan violando el derecho internacional humanitario”, denunció Lowcock, refiriéndose por ejemplo a la ocupación de almacenes que contienen alimentos o ataques a hospitales.

Mark Lowcock señaló que tres criterios permiten declarar una hambruna: una de cada cinco familias se enfrenta a una falta extrema de alimentos, más del 30% de los niños menores de cinco años están desnutridos y al menos dos de cada 10.000 personas mueren todos los días.