rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Israel Palestina Religión

Publicado el • Modificado el

Controvertido matrimonio de un actor judío y una periodista musulmana

media
Los recién casados, Lucy Aharish y Tsahi Halevide, llevan varios años como pareja. Querían que su casamiento se celebrara en secreto por el temor a las "reacciones de los extremistas", según la prensa. Fuente: Reuters.

El anuncio del casamiento, mantenido en secreto hasta el último momento, entre un actor judío israelí de la serie “Fauda” y una presentadora de televisión árabe israelí desató pasiones este jueves en Israel, donde se mezclaban las condenas y los buenos deseos.


Con Beatriz Lecumberri, corresponsal de RFI en Jerusalén

“Hemos firmado un acuerdo de paz”. Así anunciaron su boda el actor judío Tsahi Halevi y la presentadora de televisión musulmana Lucy Aharish.

Ambos son dos caras muy populares y queridas en Israel y Palestina. Ella es la primera presentadora palestina de la televisión israelí, donde es muy respetada por su talante abierto y el coraje de sus opiniones políticas. Por su parte, Halevi es una estrella en Israel por formar parte del elenco de la teleserie Fauda, que habla del conflicto israelo palestino y está cosechando un gran éxito dentro y fuera de Israel.

Habían mantenido su noviazgo en secreto durante 4 años y celebraron una boda sin signos religiosos ni judíos ni musulmanes en el más absoluto secreto esta semana. Sabían que su unión causaría polémica en un país donde la política invade la esfera más íntima, y así ha sido.

“Esta boda no está bien, reaccionó el ministro de Interior”, Arie Dery, que es judío ultraortodoxo, instando a la novia a convertirse al judaísmo por el bien de sus futuros hijos.

“Ha seducido a un judío para fragilizar al país y frenar el linaje judío”, siguió en la misma línea el diputado de derecha Oren Hazan, que ya ha sido suspendido de su cargo en el pasado por sus declaraciones sexistas y racistas.

Estas declaraciones motivaron también una ola de apoyo con los recién casados.

"Enhorabuena y felicidad a esta magnífica pareja", declaró en Twitter la diputada laborista Shelly Yachimovich. "Lucy Aharish entiende mejor qué quiere decir ser judío que quien escribió un tuit racista y nauseabundo", insistió la diputada también laborista Stav Shaffir, en referencia a Oren Hazan.

La diputada de centro-derecha Meirav Ben Ari también felicitó a la pareja con un "Mabruk" ("Enhorabuena", en árabe).

Los novios por ahora no se han pronunciado sobre la controversia.