rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Irán Finanzas Estados Unidos

Publicado el • Modificado el

El impacto del desmoronamiento de la moneda iraní en las calles de Teherán

media
La divisa iraní, el rial, ha perdido cerca de la mitad de su valor desde abril. ATTA KENARE / AFP

La divisa iraní, el rial, ha perdido cerca de la mitad de su valor desde abril. Detrás del descalabro de la moneda, las sanciones de Washington, que incluyen un bloqueo a transacciones financieras y a las importaciones de materias primas, pero no sólo, la política interior también es objeto de críticas en las calles.


Por Catalina Gómez, corresponsal de RFI en Teherán

El cruce entre las céntricas calles de Jomburi y Istambuli en Teherán es el lugar en el que se centra la mirada de los iraníes. En este sector se mueve el principal mercado de divisas no oficial de Irán y desde aquí se dictan los precios del dólar que desde el pasado marzo ha pasado de venderse de 50.000 riales por un dólar a 140.500 en estos últimos días. Esta caída del rial, que ha perdido dos terceras partes de su valor en 6 meses, ha despertado el desasosiego de los iraníes como Parviz.

“Con la subida de los precios del dólar, los precios han aumentado y hemos tenido que olvidarnos temas como ir al médico o comprar medicinas para poder comprar comida y llegar a fin de mes”, afirma al micrófono de RFI.

Si bien la del caída del rial tienen su origen en el anuncio del presidente de Estados Unidos Donald Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán y de imponer nuevas sanciones, en estas calles también se señala como responsable al Gobierno de Hassan Rohani de haber tomado medidas equivocadas que han ayudado a disparar el precio de las divisas y a crear especulación.

“La mayoría de gente que conozco está pensando regresar a sus ciudades o pueblos, y los que pueden quieren dejar el país”, explica Samira, de 35 años, que trabaja en una farmacia oficial en Teherán.

La situación económica se complica como consecuencia de que la inflación, que en algunos productos supera el 40 por ciento. Y algunos productos importados, o que necesitan materia prima importada no se consiguen lo que tiene a la población preguntándose cuándo va a parar este huracán. Analistas prevén que lo más difícil vendrá en noviembre cuando la segunda etapa de las sanciones entre en vigor. Entonces a Irán se le prohibirá vender su petróleo.