rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Arabia Saudita derechos de la mujer Mujer Derechos humanos Mohamed bin Salman

Publicado el • Modificado el

Las mujeres saudíes, entre libertad de conducir y represión

media
Una instructora de manejo en la escuela Aramco en Dhahran, Arabia Saudita, el 6 de junio de 2018. REUTERS/Ahmed Jadallah

Este domingo 24 de junio será un día histórico en Arabia Saudita: por primera vez, se levanta la ley que prohíbe a las mujeres conducir. En este país ultra conservador, se trata de un giro impresionante, impulsado por el príncipe heredero Mohammed bin Salman. Pero esta reforma ha quedado opacada por una ola de arrestos de defensoras y defensores de derechos de la mujer estas últimas semanas.


Por Nicolas Falez, periodista de RFI,

Majdoleen y su tía Fawzya son dos saudíes de generaciones diferentes. “Cuando todas las mujeres puedan conducir será un momento histórico”, explica la mayor, Fawzya, universitaria de Riad. En 1990, ella y unas 40 mujeres llevaron a cabo una acción radical y tomaron el volante en las calles de la capital.

“Fue algo que habíamos preparado mucho, porque era hora de mostrar a la sociedad que las mujeres debían poder conducir y tomar en mano su destino, ya que otros derechos lógicamente seguirían”, cuenta. Pero ese día, las activistas fueron arrestadas por la policía.

Tres décadas después, las mujeres saudíes están a punto de tomar el volante

legalmente. La decisión se anunció en septiembre de 2017, y las primeras licencias fueron expedidas a principios del mes de junio. Decenas de miles de saudíes están actualmente tomando clases de conducción, en escuelas donde enseñan otras mujeres.

Una de estas profesoras de manejo es Majdoleen, la sobrina de Fazya. Esta mujer de 23 años, quien obtuvo su diploma en California y ahora estudia en la Universidad Princesa Nura de Riad para convertirse en instructora. “Hay que ser muy paciente”, explica. “Hay que motivar a estas chicas y recordarles que pueden lograrlo, ya que para todas es la primera vez que manejan.”

Majdoleen sonríe al imaginar cómo será el día del domingo y exclama: “¡Yo creo que los hombres se van a quedar en su casa! Tendrán temor al vernos llenar las calles. “

Arrestos

Pero en paralelo de esta transformación social, muchos arrestos tienen lugar en el reino: los de Loujain Al Athloul, Eman Al Nafjan, Aziza Al Youssef y otra veintena de personas, en su mayoría mujeres. Fueron detenidas en mayo, y desde entonces algunas han sido liberadas.

Se trata de saudíes que habían firmado peticiones o que habían expresado 

públicamente su defensa de los derechos de la mujer, derechos como la posibilidad de conducir o la abolición del sistema de tutela masculina al que son sometidas todas las mujeres.

Según la agencia saudí SPA, las personas detenidas habrían “confesado” haber estado en contacto con “organizaciones enemigas” y habrían tratado de reclutar personas con cargos de gobierno. Los medios cercanos al poder afirmaron que entre estas personas se encontraban “traidores y agentes de embajadas extranjeras”.

Este desfase ocurre en una época en que el príncipe heredero Mohamed bin Salman (apodado MBS), ha anunciado multiples reformas económicas y de sociedad. “Se trata de un mensaje claro”, descifra Claire Beaugrand, especialista de los países del Golfo en la Universidad Exeter. “Él está diciendo: no crean que pueden organizar actividades militantes y el derecho asociativo será más libre. Esa es la huella del gobierno de MBS, su manera de reformar el país con mano dura.”

La ONG Human Rights Watch ha revelado que otras dos mujeres saudíes han sido detenidas estos últimos días. Nouf Abdelaziz fue arrestada tras haber expresado públicamente su apoyo con las personas previamente arrestadas y Mayaa al Zahrani fue detenida al haber difundido una carta que Nour Abdelaziz le había pedido publicar en caso de arresto. Según esta organización, “el gobierno saudí está decidido a no dar cabida a la solidaridad para con los activistas.”