rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Jordania FMI Economía

Publicado el • Modificado el

Cae el primer ministro jordano por protestas contra la austeridad

media
Un manifestante muestra un dibujo del primer ministro de Jordania, Hani Mulki, durante una protesta contra las medidas de austeridad del gobierno, en Amman, Jordania, el 30 de mayo de 2018. REUTERS/Muhammad Hamed

Tras masivas protestas contra las medidas de austeridad que quería imponer, el primer ministro de Jordania, Hani Mulki, presentó su renuncia. El ahora ex mandatario había presentando un proyecto de ley para subir los impuestos, impulsado por el gobierno bajo presión del Fondo Monetario Internacional.


Jordania se ve atravesada por una crisis política con la renuncia de su primer ministro, Hani Mulki, luego de varios días de protestas contra las medidas de austeridad que quería imponer el ahora ex mandatario.

Entre 3.000 y 5.000 personas protestaron este domingo frente a las oficinas del Primer Ministro que era jefe de gobierno desde mayo de 2016.

Los manifestantes protestaban contra un proyecto de ley que incluía a los salarios modestos dentro del impuesto a las ganancias. El proyecto, presentado por sugerencia del Fondo Monetario Internacional, prevé un aumento de al menos 5% al impuesto sobre los particulares e incluye a quienes ganan 8.000 dinares por año, alrededor de 11.300 dólares.

El proyecto busca además incrementar el impuesto a las empresas del 20% al 40%.

El FMI había aprobado en 2016 una línea de crédito por 723 millones de dólares sobre tres años. A cambio el gobierno jordano se comprometía a ejecutar una serie de reformas estructurales que tienen como objetivo reducir la deuda pública a 77% del Producto Bruto Interno para el 2021. En 2015 era de un 94%.

Desde inicios de año, los productos de primera necesidad sufrieron varios aumentos, entre ellos el pan.

El combustible también fue impactado, su precios subió cinco veces en lo que va de 2018. La electricidad aumentó 55% en poco más de cuatro meses.

De acuerdo a cifras oficiales, el 18,5% de la población está desempleada y 20% están en el límite del umbral de la pobreza.

Frente al descontento popular el rey Abdalá II aceptó la renuncia de Mulki y  designó primer ministro a Omar al Razzaz, actual ministro de Educación.