rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

'Gaza ya es un territorio inhabitable', dice delegado de la ONU

Por Angélica Pérez

Los dos millones de habitantes del enclave palestino padecen de un bloqueo que los conmina a una catástrofe humanitaria. Roberto Valent, representante del Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo de los Territorios Palestinos, destaca para RFI "una situación desesperante". 

Los palestinos empiezan el Ramadán enterrando a sus muertos. 61, entre ellos varios niños, incluso un bebé de 8 meses, que cayeron el lunes en la noche asfixiados por los gases lacrimógenos o por el impacto de las balas del ejército de Israel.

“Parece que cualquiera puede ser tiroteado o herido; mujeres, niños, reporteros, personal de primeros auxilios, si se acercan a más de 700 metros de la valla.  Queda bastante claro que se está matando de forma indiscriminada” denunció la ONU después del fuego israelí contra la masiva manifestación de palestinos del lunes pasado en la frontera con Gaza.

►► Para escuchar la entrevista, haga clic en la imagen

Roberto Valent, representante  del Programa de Naciones Unidas para el desarrollo de los Territorios Palestinos explica que tras el baño de sangre las prioridades son reforzar los sistemas de salud para salvar la vida de los heridos y la seguridad y protección de los habitantes de la Franja de Gaza ante eventuales violaciones de derechos humanos por parte de Israel. Se hace urgente, además, poner en marcha la ayuda psicológica para los cientos de niños, jóvenes y mujeres impactados por la violencia en la valla fronteriza entre Israel y el enclave palestino.

El 30 de marzo empezaron las manifestaciones de la Gran Marcha del Retorno en contra del exilio obligado de cientos de miles de palestinos

desde el día de la Nakba en 1948. Fecha de la creación del Estado  de Israel y que este año fue escogida por el presidente Donald Trump para trasladar, con gran pompa,  la embajada de Estados Unidos a Jerusalén, consagrando su reconocimiento de la ciudad como capital israelí y en contradicción con las resoluciones de la ONU.

Durante las dos semanas de esta movilización palestina, francotiradores israelíes apostados a lo largo de la valla perimetral de Israel con la Franja de Gaza mataron a 104 palestinos e hirieron a más de 2.800, entre ellos a unos mil niños. Israel presenta a los manifestantes como escudos humanos utilizados por el movimiento Hamas que gobierna en el enclave palestino y  desde el comienzo advirtió que el uso de fuego real israelí en la frontera sería necesario para impedir la infiltración masiva en su territorio.

Pese a esta matanza anunciada, el apoyo popular de los palestinos a estas manifestaciones fue enorme.  Roberto Vincent, de la ONU, afirma que a los palestinos los mueve la desesperanza.  "No es necesario hacer muchos análisis. Basta con entrar a la Franja de Gaza para ver las condiciones económicas y sociales abyectas y estructurales en las que vive su gente". Los dos millones de habitantes del enclave palestino padecen de un bloqueo

que los conmina a una catástrofe humanitaria. La frontera con Israel está escasamente abierta impidiendo o dificultando al máximo  la entrada de bienes y persona. 

El presidente egipcio ordenó este viernes la apertura excepcional de la frontera con Gaza durante un mes con ocasión del ramadán.  La Franja de Gaza está sometida a un bloqueo israelí desde hace más de 10 años y su frontera con Egipto estuvo mayormente cerrada en los últimos años por motivos de seguridad. 

Además de la crisis carburante y de electricidad, los gazatíes luchan cotidianamente contra la ausencia de servicios básicos, un desempleo que ocupa los niveles más elevados del mundo, la infraestructura hecha ruinas, los servicios de salud devastados y una economía completamente paralizada.  A la miseria galopante que deja el bloqueo se suma la que dejan las sistemáticas ofensivas militares de parte de Israel y cuyas secuelas difícilmente se logran restablecer pues el mismo bloqueo dificulta las obras de reestructuración.  Como si fuera poco, Gaza recibe el impacto directo del conflicto intestino entre las dos principales facciones del poder palestino -el movimiento Hamas y el partido Fatah-.  

De aquí al 2020 el enclave palestino será inhabitable, predijo en febrero la ONU.  Para Roberto Valent, representante  del Programa de NU para el desarrollo de los territorios palestinos ocupados por Israel, el enclave palestino ya es inhabitable.