rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Siria ONU Consejo de seguridad Rusia Estados Unidos

Publicado el • Modificado el

Dudas sobre la autoría del ataque químico en Siria

media
En un hospital el 7 de abril en Duma, Siria, tras el presunto ataque químico. White Helmets/Reuters TV via REUTERS

Parece inminente una acción militar conducida por Estados Unidos, Francia y Reino Unido en respuesta al presunto ataque químico contra la población civil de Duma, en Siria, el pasado fin de semana. Pero ¿es seguro que se trató de un ataque con productos neurotóxicos? RFI le preguntó a Félix Arteaga, analista de seguridad y defensa del Real Instituto Elcano en España.


Según el especialista, hay certeza de que hubo un ataque y los indicios efectivamente se refieren a la utilización de medios químicos. Pero no ha sido confirmado por ninguna agencia internacional o de Naciones Unidas, ni por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que ese ataque fuera efectivamente de naturaleza química. Segundo no está probada la autoría del ataque. Esto es lo objetivo, todo lo demás son especulaciones.

Se acumulan las evidencias pero falta una investigación más determinante y es ahí donde los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se encuentran divididos. Hay una propuesta rusa y una occidental. Para hacerlo los rusos consideran que los mecanismos occidentales están lastrados por prejuicios y que solo tratan de justificar, de cualquier manera, un ataque militar, destaca Arteaga.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), un organismo de la oposición siria, que generalmente dispone de informaciones verídicas, dijo que no estaba en situación de aportar una confirmación del ataque. Algo que ha de tener en cuenta dada la tensión que esta situación ha provocado.

Sobre esto, Félix Arteaga destaca que es difícil porque, aunque hay una gran contabilidad de las actuaciones y la mayoría corresponden al gobierno sirio, hay otras que o bien no estaban documentadas o bien se han repartido. El mismo OSDH habla de una cifra de entre 80 y 90 ataques a lo largo de estos siete años de guerra en Siria, mientras que la ONU sólo ha constatado 33. De ellos unos 27 corresponden a ataques atribuidos al gobierno.

"Mientras no exista una clara identificación de la autoría y una constatación de la naturaleza química, hay un espacio para la duda y a esa duda se aferran quienes utilizan las armas químicas para negar la evidencia y seguirlas utilizando con impunidad", apunta el experto en seguridad Félix Arteaga.

La organización Human Rights Watch destaca por su cuenta que 85 ataques químicos tuvieron lugar entre agosto del 2013 y febrero pasado. De éstos al menos 50 son imputables al gobierno sirio, pero ¿qué sucede con los otras 35 ataques, quiénes son los responsables?

La metodología que utiliza el OSDH es de contrastar fuentes y cuando varias de éstas señalan a la autoría, entonces la da por confirmada. Pero claro, no se trata de una autoridad solvente desde el punto de vista científico, no lo es tampoco desde el punto de vista de la neutralidad, y claro que todas éstas contabilidades aunque se aproximen a la realidad, no acaban de clarificarse objetivamente, subraya el especialista.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se despertó este miércoles disparando su ráfaga de tuits y esta vez amenazó claramente a Rusia. Moscú contestó que responderá a cualquier ataque. ¿Estamos ante un riesgo de una escalada mayor de este conflicto que ya ha dejado centenas de miles de muertos y millones de desplazados?

Así lo piensa Félix Arteaga. "Estamos viviendo con ese riesgo de escalada porque Estados Unidos, en la medida que se ha ido distanciando del protagonismo, ha visto como Irán, Siria, Turquía y Rusia están delimitando cuál va a ser el escenario para después de este conflicto, que aparentemente va a ganar el gobierno sirio".

"Lo que tiene que considerar ahora Estados Unidos son las implicaciones para ese mundo que prácticamente ya está hecho", indica Arteaga. "Porque, recordemos, tras el primer ataque con misiles de Trump luego d eun ataque químico, la situación sobre el terreno no varió en absoluto." Lo que hay que evitar es que nazca un conflicto mayor de esta guerra, y por otro lado, no tiene mucho sentido revertir una situación que sobre el terreno parece ya decantada, considera el analista.