rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Egipto Elecciones

Publicado el • Modificado el

Al Sisi, reelecto con el 92% de los votos, pero con baja participación

media
Abdel Fattah al Sisi obtuvo su reelección. Egypt TV/Reuters TV

El presidente egipcio, Abdel Fattah Al Sisi, fue reelecto con más del 92% de votos para un nuevo mandato, según las primeras estimaciones publicadas este jueves por la prensa estatal, aunque la participación de sólo el 40% del padrón merma su legitimidad.


Por Nuria Tesón, corresponsal de RFI en El Cairo

Una tormenta de arena envolvió El Cairo en las últimas horas de votación el jueves: una metáfora perfecta del futuro del país. Los colegios abrieron una hora más, pero el Comité Electoral señaló que no había la intención de prolongar una jornada más las elecciones.

Los resultados oficiales se conocerán el 2 de abril, pero el recuento preliminar da a Al Sisi más del 90% de los votos. La participación se queda según los medio egipcios en torno al 40%, pero muchos dudan de la veracidad de ese porcentaje, dada la poca afluencia de los votantes en los colegios.

Han sido tres días en que la apatía ha sido la norma. Los egipcios saben que Al Sisi es el ganador, y muchos no han querido molestarse en acudir a las urnas. El gobierno ha apelado a su responsabilidad y al deber con la nación, pero aun así la participación ha sido baja.

Se ha forzado a los funcionarios a votar, se ha hecho campaña con música y regalos. Algunos votantes aseguran que han recibido dinero y prebendas.

El Comité Electoral asegura que no se han producido irregularidades. En mitad de esa tormenta electoral es difícil ver hacia dónde camina Egipto. Al Sisi seguirá siendo el presidente. Este nuevo mandato arrancará con subidas de precio en verano y en las facturas de la electricidad y con un recorte en los subsidios de los que dependen para subsistir muchos egipcios.

Más de un 40% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza, con menos de un euro al día y la inflación asciende al 35%, casi el mismo porcentaje de desempleo de los jóvenes, que es del 31%. Así que a muchos, la arena de esta tormenta presidencial empieza ya a no dejarles respirar.