rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Argentina: Dimite el presidente del Banco Central de la República Argentina, Luis Caputo.

Bashar al Asad Rusia Irán Guerra

Publicado el • Modificado el

Guta Oriental: las nuevas conquistas del régimen sirio

media
Un soldado sirio pasa delante de los afiches que muestran a Vladimir Poutin y a Bachar al-Assad, en Guta Oriental (Damasco). 28 de febrero de 2018. REUTERS/Omar Sanadiki

Las fuerzas del régimen sirio y sus aliados retomaron el sábado sectores periféricos del enclave rebelde en la región de la Guta Oriental, en medio de intensos combates sobre el terreno y tras unos bombardeos que fueron devastadores.


En otro frente de la guerra en Siria, 36 miembros de las fuerzas favorables al régimen murieron el sábado en bombardeos perpetrados por Turquía, cuyo ejército lleva a cabo una ofensiva en su frontera contra el enclave kurdo sirio de Afrin, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La guerra de Siria, que el próximo 15 de marzo entrará en su octavo año, ha ido ganando complejidad en este tiempo, con la intervención militar de potencias extranjeras y de grupos yihadistas, dejando más de 340.000 muertos.

Apoyado por Rusia, el régimen de Bashar al Asad reforzó en los últimos días los ataques terrestres en los sectores periféricos del enclave rebelde de Guta Oriental, cerca de Damasco, según el OSDH.

Tras haber reconquistado varias localidades, el régimen recuperó el control del 10% del sector en manos de los insurgentes, según la misma fuente.

Estos nuevos territorios conquistados forman una media luna del este al sureste del enclave rebelde.

"Las fuerzas del régimen retomaron el control del sureste del enclave rebelde, el sector de Al Marj, donde se encuentran principalmente las localidades de Nashabiyé y Hazarma", según el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Anteriormente, habían arrebatado las localidades de Otaya y Shifuniya y dos bases militares a Yaish Al Islam, uno de los grupos rebeldes que controlan el enclave, según la misma fuente.

- 'Saborear la derrota' -

"Este avance rápido se debe al hecho de que se trata principalmente de zonas agrícolas", precisó a la AFP Abdel Rahman.

El poder sirio persigue recuperar Guta Oriental con el despliegue, desde mediados de febrero, de refuerzos en torno al enclave, donde 400.000 habitantes están sitiados desde 2013. Las fuerzas favorables a Al Asad controlan dos tercios de Guta y los rebeldes, un tercio.

Refiriéndose al "avance del ejército en Guta Oriental", el viceministro sirio de Relaciones Exteriores, Ayman Susan, aseguró que "los terroristas saborearán la derrota próximamente en Guta, como les ocurrió en Alepo", segunda ciudad del país.

La situación en Guta Oriental recuerda a lo ocurrido en 2016 en Alepo (norte), donde los rebeldes tuvieron que abandonar los barrios que controlaban tras un asedio asfixiante y devastadores bombardeos del régimen y de su aliado ruso.

El sábado por la noche, el diario afín al régimen Al Watan informaba también de la reconquista, por parte de las fuerzas progubernamentales, de varias localidades, como Nashabiyé y Hazarma.

"La superficie de la Guta [rebelde] se contrae", aseguraba el diario en su página web.

Con el aumento de los combates terrestres, los bombardeos aéreos perdieron intensidad, después de que se instaurara una tregua diaria de cinco horas desde el martes, a iniciativa de Moscú.

El sábado, murieron seis civiles, según el OSDH. En total, 642 civiles -incluyendo 152 niños- han perdido la vida a causa de la campaña aérea emprendida por el régimen desde el 18 de febrero.

- 36 combatientes prorrégimen abatidos en Afrin -

Con todo, el corredor humanitario abierto para permitir la evacuación civiles, enfermos o heridos desde Guta y la entrada de convoyes con ayuda, seguía vacío, pese a que la escasez alimentaria y de medicamentos que atraviesa el enclave.

En otro frente del conflicto, en el noroeste del país, donde el enclave kurdo de Afrin es objeto de una ofensiva militar turca desde el 20 de enero, al menos 36 combatientes prorrégimen perdieron la vida en bombardeos aéreos de Ankara contra la localidad de Kfar Janna, según el OSDH.

Estos combatientes formaban parte de las fuerzas llegadas en febrero para respaldar a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), principal milicia kurda de Siria, que Turquía pretende expulsar de Afrin.

Se trata del tercer bombardeo contra posiciones de las fuerzas leales a Al Asad en 48 horas. El jueves, 14 combatientes prorrégimen perecieron en ataques similares.

Turquía considera a las YPG un grupo "terrorista", ligado al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), un grupo que libra una sangrienta guerrilla en territorio turco desde 1984. Sin embargo, las YPG, que combaten al grupo yihadista Estado Islámico (EI), cuentan con el apoyo de Estados Unidos.

Con la AFP