rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

Sin rivales, el presidente egipcio en camino a su reelección

Por Raphael Morán

Este fin de semana arrancó la campaña presidencial en Egipto para los comicios del 26 al 28 de marzo. El presidente Abdel Fattah Al-Sisi se postula a un segundo mandato en unas elecciones calificadas de “farsa” por 14 ONG de defensa de los derechos humanos. Entre estas organizaciones están la Federación internacional de derechos humanos (FIDH), Human Rights Watch (HRW) y Reporteros sin fronteras (RSF).

RFI conversó con Ibrahim Awad, politólogo egipcio y profesor de la Universidad americana del Cairo,  quien considera que estas elecciones serán en realidad un plebiscito para el mariscal Al-Sisi.

RFI: Varios candidatos que querían postularse a la elección, finalmente renunciaron. ¿Por qué?

Ibrahim Awad: “Varias candidatos se retiraron o se les impidió presentarse. Ha sido el caso de uno de los primeros ministros de Mubarak, Ahmad Shafik. Estaba autoexiliado en los Emiratos Árabes Unidos, volvió a Egipto, y finalmente decidió no presentarse. Otro candidato potencial era el ex jefe de Estado Mayor Sami Anán, que quiso presentarse pero se le impidió por cuestiones de procedimiento.

Otro es Khaled Ali, de izquierda, que decidió retirarse porque los demás no pudieron presentarse.

Ibrahim Awad American university of El Cairo

Y a última hora se presentó Musa Mustafá Musa (viejo respaldo de Al-Sisi), que no podrá hacerle sombra al presidente que seguramente será reelegido cómodamente.

Así que el campo se allanó para el presidente actual.

RFI: ¿Quién es Musa Mustafa Musa?

I.A: Es un personaje con poco peso político, intelectual y social. Tiene un partido sin relevancia en la vida política egipcia.

RFI: ¿Qué queda de los Hermanos Musulmanes, y del partido que llevó a Mohamed Morsi al poder en 2012 tras la caída de Mubarak?

I.A.: Morsi consiguió un 25% en la primera ronda de la elección presidencial, luego agrupó los votos de los electores que no querían volver al estatus quo y que no querían votar por el general Shafik. Los Hermanos Musulmanes beneficiaron del estatus de víctima en el que vivieron durante décadas. La situación es distinta.

El punto fuerte de los Hermanos Musulmanes es su organización social. Pero durante el año que pasaron en el poder, no mostraron muchas ideas innovadoras. Supongo que la organización está en la clandestinidad, no ha desaparecido totalmente, pero la gran mayoría de los responsables están encarcelados y con condenas largas.

RFI: ¿La única incógnita es la participación entonces?

I.A.: Si, creo que el objetivo oficial es que la tasa de participación no caiga por debajo de la que se registró en 2014 (46%).

RFI: ¿Cuál es el balance de la presidencia de Al-Sisi en materia económica?

I.A.: Desde noviembre de 2016, fecha de la adopción de las reformas económicas para obtener un crédito del FMI, la liberalización del valor de la libra egipcia (la moneda) causó su depreciación en un 100 %.

También se cortaron los subsidios a productos de consumo, a la energía, y eso se reflejó en un aumento del costo de la vida. Las tasas de pobreza se dispararon. Sin duda alguna ha habido un deterioro del nivel de vida, una fuerte inflación. El objetivo era reducir el déficit estatal. Era un problema que atender, ahora la pregunta es ¿cómo se podía llegar a este objetivo?

RFI: ¿Y en materia de seguridad? Egipto ha sido golpeado por atentados particularmente sangrientos en los últimos años. En 2015, el grupo yihadista Estado Islámico (Daesh) reinvidicó la explosión del avión turístico ruso, y más recientemente el ataque a una mezquita en el Sinaí, dejó más de 300 muertos.

I.A: Durante estos años, el terrorismo siguió actuando en el Sinaí, en el desierto occidental. Es una cuestión muy importante para el país, y hasta el momento no se ha actuado con suficiente eficiencia. Habría que ampliar la reflexión para terminar con este problema.

El acuerdo de la COP24: un libro de instrucciones para implementar el Acuerdo de París

Lacrimógenas, balas de goma y destrozos: así fue la jornada de protesta de los Chalecos Amarillos

España: claves para entender la entrada de la extrema derecha en el parlamento andaluz

¿Resistirá el imperio Renault-Nissan-Mitsubishi sin su todopoderoso Carlos Ghosn?