rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Argentina: Dimite el presidente del Banco Central de la República Argentina, Luis Caputo.

Siria ONU Rusia Bachar el-Assad

Publicado el • Modificado el

Guta, sigue lloviendo fuego y muerte del cielo

media
Habitantes de Duma en el este de Guta inspeccionan los restos de un misíl disparado por la aviación siria sobre Duma, damasco 23 febrero 2018 REUTERS/Bassam Khabieh

 La aviación siria continúa bombardeando la región de Guta Oriental, cerca de Damasco. Las víctimas superarían los 500 muertos. El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá este sábado  para buscar una tregua incierta.


Por séptimo día consecutivo sigue lloviendo muerte sobre Guta oriental.  Los aviones de la fuerza aérea siria sobrevuelan sin descanso la localidad ubicada a pocos kilómetros de la capital Damasco, convertida en uno de los últimos reductos de rebeldes y grupos yihadistas opuestos al régimen de Bachar el-Assad. Según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) al menos 500 personas murieron desde el domingo pasado, cerca de una cuarta parte son niños.

Las imágenes dantescas  que inundan los noticieros de televisión y las redes sociales no parecen afectar al gobierno de Moscú, principal aliado de Assad y con un puesto permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU. El proyecto de resolución del Consejo, en negociación desde hace dos semanas, ha ido perdiendo fuerza sin lograr que Moscú dé su visto bueno. El viernes Rusia criticó de nueva cuenta el proyecto y exigió "garantías" sobre el respeto de la tregua.  "Nadie puede asegurar si los combatientes respetarán esta tregua...nadie aporta garantías", afirmó el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Segruei Lavrov.

Como en otras ocasiones, los 17 miembros del Consejo de Seguridad (seis permanentes y diez no permanentes) seguían enfrascados en una discusión en la que cada palabra del proyecto de resolución es debatida. El nuevo texto se limita ahora a "pedir" un alto el fuego, mientras que la propuesta previa hablaba de "decidir". El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que Guta se ha convertido en un "infierno". El presidente francés, Emmanuel Macron y el canciller alemán, Ángela Merkel, enviaron una carta común al presidente ruso Vladimir Putin pidiendo su colaboración para que se firme la tregua;

La propuesta de resolución plantea una tregua de 30 días para permitir llegue la ayuda internacional y los muertos y heridos (más de 1 500) puedan ser recuperados. El Consejo de Seguridad deberá en principio someter la nueva propuesta de resolución a las 17 horas tiempo universal del sábado.

Según el OSDH, la aviación rusa participa en los bombardeos sobre Guta, donde habitan aún unas  400 mil personas. Moscú ha rechazado tales acusaciones. Los testimonios de los habitantes de Guta son sobrecogedores. Uno de ellos, Ousama Al Amri, contactado por Sami Boukélifa de Radio Francia Internacional afirmo "la situación sigue siendo muy mala" y acusó al régimen de "utilizar bombas de racimo y bombas incendiarias en Duma", la gran ciudad de Guta.

Más de 340 mil personas murieron en Siria desde el inicio de la guerra en 2011. Para Assad la reconquista de la Guta significaría muy probablemente la última gran batalla por la reconquista del territorio del país. La lluvia de fuego y muerte sobre Guta Oriental es previa a la ofensiva terrestre que pronto comenzará.