rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Siria

Publicado el • Modificado el

La ofensiva turca en Afrin, contada desde el frente.

media
Soldados turcos en el Monte Barsaya al noreste de Afrin, Siria, el 28 de enero de 2018. REUTERS/ Khalil Ashawi

Nuestros enviados especiales al frente dan cuenta de la batalla que se lanzó hace nueve días que enfrenta a las milicias kurdas en Siria con unidades de rebeldes sirios apoyados por Turquía.


Con nuestros enviados especiales al frente de Afrin, Siria, Murielle Paradon y Julien Boileau.

Acabamos de pasar la frontera turca y entramos en Siria. Luego de recorrer algunos kilómetros, el convoy se detiene en un camino fangoso. Hay un puesto de control de los rebeldes sirios, aliados de Turquía.

Un oficial de prensa turco, que guía a los periodistas, nos describe la situación. “Estamos sobre la ruta del pueblo de Ma´arrine, que está cerca de Azaz. Esta región es controlada por las fuerzas locales. Hay puestos de control para evitar ataques de terroristas”.

Los terroristas son, según Ankara, las milicias kurdas de las Unidades de Protección Popular (YPG) y contra las que Turquía lanzó una ofensiva hace ya más de una semana. El frente está a sólo un kilómetro, en la entrada del enclave de Afrin. Sobre las colinas que están frente a nosotros, se pueden ver columnas de humo que se elevan al cielo.

Los soldados turcos libran la batalla junto al Ejercito Libre Sirio, rebeldes que se oponen al régimen de Bashar Al-Assad y que fueron entrenados por las fuerzas especiales turcas. Entre ellos está Abdulaziz Faraj, que no duda en posar para los fotógrafos sobre un tanque.

“Somos todos de una misma nación, del mismo ejército, y somos todos musulmanes”, dice Faraj que no esconde sus elogios para los turcos. “Los kurdos de las Unidades de Protección Popular y del PKK son herejes, infieles, traidores. Si Dios lo quiere, el bien ganará y nosotros venceremos.”

 

Una guerra de comunicación

La ciudad de Azaz está en manos del Ejército Libre Sirio que la recuperó en 2016 del control del grupo yihadista Estado Islámico.

“Desde hace dos años la situación es estable”, dice Hassan Kanna, un maestro que vive en la ciudad. “Pero estos últimos días tuvimos problemas con los morteros lanzados por grupos exteriores. Todas las noches, sufrimos bombardeos y la gente tiene miedo. El Ejército Libre Sirio y las tropas turcas deben hacer está operación sobre Afrin, no tienen opción”.

En el centro de Azaz, los niños, oportunamente, agitan banderas turcas frente a las cámaras de televisión, mientras elogian al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, por lanzar una ofensiva contra los kurdos de Afrin. La batalla es también una guerra de comunicación.