rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Francia: Al menos 13 muertos por inundaciones en el suroeste del país.

Irán protestas Hasan Rohani Estados Unidos

Publicado el • Modificado el

Crece la tensión social, el gobierno advierte que los manifestantes "pagarán el precio"

media
Personas protestan frente a la universidad de Teherán el sábado 30 de diciembre 2017. Fotografía obtenida de redes sociales REUTERS

Irán vivió su tercera jornada de protestas consecutivas en distintas ciudades que se saldaron con la muerte de dos personas. Nuevas manifestaciones están previstas este domingo, el gobierno afirma que frustrará "complots"


El gobierno iraní lanzó una seria advertencia este domingo a los manifestantes que desde hace tres días realizan protestas en diversas ciudades del país. "Aquello que dañan la propiedad pública y crean desorden son responsables ante la ley. Ellos deberían ser responsables de su mala conducta", afirmó el ministro del Interior Abdolreza Rahmani-Fazli, citado por la oficialista Agencia de Noticias de la República Islámica (Irna).

El sábado el gobierno movilizó a decenas de miles de simpatizantes para celebrar el aplastamiento de las protestas sociales del 2009 contra le reelección del ex presidente ultraconservador  Mahmud Ahmadinejad, en tanto que el propio ministro del Interior llamó a la población a abstenerse de participar en "reuniones ilegales". Eso no impidió que decenas de estudiantes se concentraran frente a la universidad de Teherán y estuvieran a punto de enfrentarse con otros estudiantes que apoyan al gobierno, antes de ser dispersados por las fuerzas del orden.

En Dorud, localidad ubicada en el oeste del país dos manifestantes murieron. El vice gobernador de la provincia de Lorestan, dijo que no fueron las fuerzas de seguridad las que dispararon y acusó a "grupos hostiles y a los servicios de espionaje del extranjero de ser los responsables de las protestas". En Arak, ciudad ubicada en el centro del país, hubo también movilizaciones de protesta con un saldo de 80 personas detenidas, según la agencia de noticias Irna.

En un intento por contrarrestar la propagación de informaciones que circulan por las redes sociales, el gobierno suspendió internet durante unas horas el sábado de noche. El servicio fue activado de nuevo el domingo de mañana. El corresponsal de RFI en Irán, Siavosh Ghazi, subraya que muchos iraníes utilizan internet para informarse de la actualidad, notablemente de la aplicación Telegram que permite enviar mensajes encriptados. Unos 25 millones de personas de un total de 80 millones de habitantes del país usan esa aplicación, pero precisa que muchos de los canales de Telgram basados en el extranjero llaman a los iraníes a salir a manifestar a las calles.

Hasta ahora ni el presidente de la República islámica, Hassan Rohani, ni el guía supremo, Ali Khamenei, han hecho declaraciones sobre la ola de protestas que recorre el país. Por su parte el presidente estadounidense Donald Trump declaró en su cuenta twitter que "los regímenes opresores no pueden durar toda la vida".