rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Irán protestas Hasan Rohani

Publicado el • Modificado el

Movilizaciones masivas pro régimen buscan acallar el malestar social

media
Manifestantes desfilan en Teherán en apoyo al régimen para celebrar el fin de "la sedición", como se conocen las protestas sociales del 2009.30 diciembre 2017 Reuters

Miles de manifestantes pro gobierno iraní marchan en las principales ciudades de Irán. El gobierno lo presenta como prueba de fortaleza ante el aumento del descontento social resultado de la corrupción, el desempleo y la baja del poder adquisitivo.


Decenas de miles de personas desfilaron en las principales ciudades de Irán en apoyo al gobierno para celebrar un nuevo aniversario del "fin de la sedición, como se conoce la represión contra las protestas del 2009 por la victoria fraudulenta del expresidente Mahmud Ahmadineyad (2005-2013). La movilización de este sábado se produce tras dos días de protestas sociales en varias ciudades del país, incluidas Teherán y Mashhad, la capital y segunda ciudad del país, respectivamente, producto de la mala gestión pública.

Según la televisión oficial, manifestaciones de apoyo al gobierno fueron previstas en 1 200 ciudades a lo largo y ancho del país. Muchos de los manifestantes portaban pancartas donde se podía leer "muerte a la sedición". Los desfiles pro gubernamentales no han logrado ocultar el efecto de las manifestaciones de descontento que se sucedieron entre el jueves y viernes en al menos siete localidades del país para reclamar un aumento del poder de compra y mejores empleos. Los actos de protesta son poco comunes en esa república Islámica donde la presencia del aparato policial  es omnipresente.

Los primeros brotes de descontento se produjeron el pasado jueves, cuando cientos de personas desfilaron en Mashhad, en el noreste de Irán, y otras ciudades del país en reclamo por el incremento de los precios y el desempleo. Imágenes video difundidas por diversos medios mostraban a manifestantes gritando "muerte a Rohani" -el presidente reformista  relegido en mayo pasado para un segundo mandato - así como "ni Gaza, ni Líbano", en referencia a la presencia de fuerzas del régimen en esos conflictos. Medio centenar de personas habrían sido detenidas.

Las manifestaciones de descontento social y político se extendieron a otras ciudades el viernes. El vice presidente Eshaq Jahangiri acusó a los opositores al gobierno de estar detrás de las protestas. 3Algunos incidentes se han producido en el país bajo el pretexto de problemas económicos, pero parece que algo se oculta tras de ellos", declaró. Pero no todos los políticos piensan así; El consejero cultural del presidente Rohani, Hesamodin Ashema, considera que "el país se enfrenta a grandes desafíos, como el desempleo, los altos precios, la corrupción, la falta de agua, las desigualdades sociales y el desequilibrio del presupuesto".

El gobierno conducido por Rohani alcanzó un acuerdo en 2015 con el llamado grupo P5+1 sobre la limitación de su programa nuclear a cambio de una flexibilización de las sanciones económicas contra el país. Pese a ello los efectos económicos han tardado en revertirse en favor de la mayoría de la población. Según el Instituto Iraní de estadística la tasa de desempleo se ubicó en un 12,4%  sobre el año fiscal que está por concluir, es decir un alza de 1,4 puntos respecto del año anterior. Alrededor de 3,2 millones de iraníes están desempleados sobre una población de 80 millones. El desempleo afecta sobre todo a los jóvenes.