rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Francia: Al menos 13 muertos por inundaciones en el suroeste del país.

Publicado el • Modificado el

Vuelve la Navidad a Mosul

media
Muchos cristianos iraquíes celebraron la Navidad fuera de su país. © Reuters

La comunidad cristiana de esa ciudad iraquí celebró una misa por primera vez en años después de que fuera liberada del control del grupo Estado Islámico.


Es la segunda ciudad más grande de Irak y durante tres años estuvo en manos de las milicias yihadistas del autoproclamado Estado Islámico. Una de las comunidades más perseguidas durante la ocupación fue de hecho la de los cristianos caldeos, a quienes el EI amenazó con la muerte si no se convertían al Islam. Eso provocó un éxodo hacia ciudades como Níniveo hacia Kurdistán.

Pero en 2017 la situación ha cambiado ya que por primera vez la minoría cristiana pudo celebrar la tradicional misa de gallo, este 24 de diciembre, tanto en Mosul como en otros pueblos aledaños.

Los cristianos iraquíes, una de las comunidades más antiguas de la Iglesia ha disminuido notablemente en los últimos años. En 2003, se registraban un millón y medio de fieles, es decir, 5% de la población local. Una década después, no llegaban a 450.000.

A pesar de la ofensiva contra el Estado Islámico, la mayoría de los caldeos no ha regresado a sus territorios de origen debido a que la seguridad es aún muy precaria y porque los pueblos están completamente arrasados. Además, las fuerzas de seguridad deben desminar calles y edificios, y restablecer la luz y el agua corriente antes de que los habitantes puedan regresar.

Navidad bajo tensión en Belén

Mientras, la celebración del nacimiento de Jesús se realiza bajo una gran tensión en la ciudad donde los cristianos creen que nació su dios. Belén, tras el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de Estados Unidos.

El arzobispo Pierbattista Pizzaballa, uno de los más altos dignatarios católicos de Medio Oriente, dijo que "decenas" de grupos anularon sus visitas previstas por el miedo a disturbios.

"Claramente esto creó una tensión en torno a Jerusalén y desvió la atención de la Navidad", indicó, aunque matizó que la celebración de la Navidad se mantiene tal y como fue planeada.