rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

ONU Siria Armas Bachar el-Assad

Publicado el • Modificado el

La ONU confirma que el último ataque de gas sarín fue obra de Assad

media
Una niña siria recibe un tratamiento en el hospital en la ciudad de Khan Sheikhun, tras el ataque de gas tóxico, el 4 de abril de 2017. Omar haj kadour / AFP

El informe de la ONU y Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW, por su sigla en inglés) apunta que el ataque de gas sarín se lanzó en una bomba desde un avión del ejército del régimen.


La ONU ha acusado directamente al régimen de Damasco de ser responsable del ataque con gas sarín en la ciudad de Khan Sheikoun, en Siria, el pasado 4 de abril, que acabó con la vida de 80 personas entre las cuales había más de 30 niños, tras una investigación cuyo informe final fue publicado este jueves.

Para Rusia, aliado de Bachar el-Assad, se trata de un informe "incoherente", con testimonios dudosos, como ha denunciado este viernes el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso. El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, afirmó por su parte que el régimen de Damasco no tiene futuro, pronunciándose con enorme claridad por primera vez sobre la familia Assad: "El reinado de la familia Assad llega a su fin, la única pregunta es saber cómo sucederá".

HRW pide sanciones

Las asociaciones también han respondido con indignación a la noticia. Human Right Watch, (HRW) reclamó sanciones contra los responsables de ataques químicos en Siria. "El Consejo de Seguridad [de la ONU] debería actuar rápidamente (...) imponiendo sanciones contra los individuos y las entidades responsables de ataques químicos en Siria", indicó HRW en un comunicado.
La oenegé, con sede en Nueva York, llamó a "poner fin al engaño y a las teorías falsas propagadas por el gobierno sirio".

"Es esencial que se tomen medidas concretas para que haya justicia contra este crimen y poner fin a la impunidad", pidió Nadim Houry, director del programa de lucha antiterrorista de Human Right Watch en declaraciones a RFI. Houry lamentó la frustración de una situación que se repite desde 2014.

El mes pasado, investigadores de la ONU especializados en crímenes de guerra dijeron que tenían evidencia de que la fuerza aérea siria estaba detrás del mortífero ataque con sarín, a pesar de reiterados desmentidos de Damasco.

El informe de la ONU fue emitido dos días después de que Rusia vetara un proyecto de resolución presentado por Estados Unidos para que se ampliara la investigación para establecer la autoría de los ataques químicos.

Rusia, aliado de Siria, sostiene que la liberación del gas sarín fue causado probablemente por una bomba que fue desactivada en tierra y no producto de un ataque aéreo del ejército.

Las impactantes imágenes del ataque causaron la indignación de la comunidad internacional, luego del cual Estados Unidos lanzó misiles contra la base aérea desde donde, asegura, fue lanzado el ataque.

Con información de AFP.