rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Egipto Terrorismo Islamismo

Publicado el • Modificado el

Muere medio centenar de policías egipcios en enfrentamientos con islamistas

media
Un policía egipcio en Hurghada, enero de 2016. La policía egipcia ha sufrido el ataque más sangriento desde 1981. AFP PHOTO / MOHAMED EL-SHAHED

Al menos 53 policías y una quincena de terroristas islamistas murieron en enfrentamientos en el oasis de Bahariya, 370 km al suroeste de El Cairo, según fuentes de seguridad y médicas. El ataque fue reivindicado por Hasm, grupo extremista que las autoridades vinculan a los Hermanos musulmanes.


Con el corresponsal de RFI en El Cairo, Alexandre Buccianti

Es el ataque más mortífero que ha sufrido la policía egipcia desde 1981, cuando los islamistas atacaron el cuartel de seguridad en Assiout, un día después del asesinato del presidente Sadate.

En un comunicado, el ministerio del Interior confirmó el incidente sin suministrar un balance preciso de efectivos fallecidos. Varios "terroristas" autores del ataque murieron en los enfrentamientos, agrega la fuente, sin tampoco precisar su número.

Las pérdidas en las filas de las fuerzas de seguridad egipcias se elevan a por lo menos 35 reclutas y 18 oficiales de los cuerpos de intervención, según fuentes médicas y de seguridad.

Al parecer, el grupo terrorista Hasm engañó a las fuerzas de seguridad desplegando un reducido número de terroristas en el desierto líbico a 135 kilómetros al sur-oeste de El Cairo. El centenar de policías que fueron enviados a la operación, que debía ser de modesta envergadura, quedaron atrapados en la emboscada tendida por los terroristas, que estaban fuertemente armados.

El oasis donde sucedieron los hechos fue durante mucho tiempo un destino turístico muy concurrido. Helicópteros y refuerzos fueron enviados al lugar de donde escaparon los islamistas. Una quincena de ellos murieron.

El grupo Hasm, que según las autoridades es el brazo armado de los Hermanos musulmanes, ha cometido numerosos atentados contra las fuerzas armadas egipcias pero es la primera vez que causan un número tan elevado de muertos.

Desde que las Fuerzas Armadas destituyeron en 2013 al presidente Mohamed Morsi, proveniente del movimiento Hermanos Musulmanes, los grupos extremistas han multiplicado atentados contra los militares y la policía.

Las autoridades egipcias luchan especialmente contra la rama egipcia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), autor de atentados en el norte de la península del Sinaí (este de Egipto). Cientos de soldados y policías perecieron en esos ataques.

En sus reivindicaciones, los grupos jamás mencionan vínculo alguno con los Hermanos Musulmanes.

El viernes de la semana pasada, seis soldados egipcios perecieron a manos de "elementos terroristas" en un ataque perpetrado en el norte del Sinaí. El mismo día, la rama egipcia del grupo Estado Islámico -llamada "Provincia del Sinaí"- habia reivindicado la muerte de 14 soldados egipcios en un doble atentado suicida perpetrado la víspera en una base militar cerca de Al-Arish.

En uno de los más sangrientos murieron por lo menos 21 soldados en un puesto militar de control carretero el 7 de julio.

Por su parte, Hasm reivindicó desde 2016 varios atentados contra la policía, oficiales y jueces, en El Cairo.

Bajo el impacto de una severa represión, los Hermanos Musulmanes, un movimiento poderoso que durante mucho tiempo fue la principal fuerza opositora en Egipto, estuvieron divididos en varias tendencias rivales, entre partidarios y adversarios de la acción violenta.

El grupo Estado Islámico también reivindicó varios atentados mortíferos contra iglesias coptas en diciembre de 2016 y abril de 2017. En total más de un centenar de coptos murieron en tres ataques en El Cairo, Alejandría y Tanta (norte de Egipto).