rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Marruecos derechos de la mujer Violencia

Publicado el • Modificado el

Cientos de marroquíes se movilizan contra la "cultura de la violación"

media
Cientos de marroquíes protestaron en Casablanca, este 23 de agosto de 2017, para denunciar la agresión sexual sufrida por un joven. STRINGER / AFP

Varios centenares de personas manifestaron este miércoles en ciudades marroquíes como Casablanca y Rabat para denunciar la violencia sexual de la que son víctimas las mujeres a diario en espacios públicos. El último caso -de una jóven agredida por seis adolescentes en un bus durante el día- fue filmado y difundido por las redes sociales, causando mucha conmoción y debate.


"¡Las leyes para los hombres, la violación para las mujeres!", "¡No tenemos miedo, liberen el espacio público!". Son algunos de los mensajes que gritaron los 300 manifestantes reunidos en Casablanca, la capital económica de Marruecos, dos días después de la difusión en internet de un video que mostraba la agresión sexual que sufrió una joven de 26 años en un bus a plena luz del día.

"Seis chicos se abalanzaron a ella, le quitaron su ropa y le tocaron en sus partes íntimas", reporta la corresponsal de RFI, Beatriz Mesa, desde Rabat. En la capital, unas 200 personas también se movilizaron. Los agresores, todos menores, fueron detenidos. 

Aunque la protesta fue bastante reducida en comparación con las miles de reacciones en las redes sociales, Mesa destaca que "se trataría de la primera protesta sobre acoso sexual en las calles que todavía no está recogido en las leyes de Marruecos". "Son muchas las mujeres que sufren acoso diariamente en un país marcado por la represión sexual, la separación entre sexos y las diferencias sociales y castas", agrega la periodista.

Los manifestantes reclamaron una respuesta securitaria por parte de las autoridades pero también en materia de educación. Las imágenes de la agresión de la jóven en Casablanca suscitaron muchas expresiones de repudio pero también comentarios que culpaban a la chica por su ropa.

"Hace uno años, cuando el movimiento de mujeres lo denunciaba, parecía que eramos charlatanes pero ahora cada vez más nos damos cuenta de que es un fenómeno grave ", dijo a RFI Nadia Nair, profesora de comunicación en la Universidad de Tetuán, al norte del país.