rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Grandes reportajes de RFI
rss itunes

Los niños robados de Israel

Por Beatriz Lecumberri

Redifusión. Centenares de bebés llegados a Israel principalmente de países árabes tras la creación del Estado en 1948 desaparecieron misteriosamente de hospitales o centros de acogida. Sus familias fueron informadas de su muerte pero nunca recibieron un certificado de defunción ni pudieron enterrar sus cuerpos. Han callado durante años indefensas y acobardadas por la negación gubernamental y el tabú que ha rodeado este tema en Israel. Desde 2013, la ONG Amram intenta documentar estas desapariciones y encontrar a niños que hoy rondan los 60 años.

La mayoría de estos niños desaparecidos fueron dados por muertos al nacer o tras una revisión médica, o desaparecieron en los campos de acogida en los que se recibía a miles de inmigrantes que llegaban a Israel. Los padres nunca vieron los cuerpos ni recibieron certificado de defunción. Muchos de ellos por su situación aún irregular en Israel tampoco tenían certificados de nacimiento.

>Haga clic en la foto principal arriba para escuchar el reportaje audio de nuestra corresponsal en la región.

Hasta ahora, la ONG Amram ha logrado documentar unos 800 casos y tres comisiones de investigación creadas por el gobierno identificaron otros 1.200. Amram y las familias afectadas por estas desapariciones creen que los niños podrían haber sido adoptados por familias judías pudientes en Israel o en el extranjero.

Amram insiste en que el Estado israelí tiene una responsabilidad en lo ocurrido y debe dar respuestas a las familias. Desde los años 60 tres comisiones gubernamentales indagaron sobre casos de niños desaparecidos sin lograr respuestas contundentes. Este escándalo cobra de nuevo fuerza en estos momentos en Israel porque el gobierno desclasificó recientemente 200.000 documentos recogidos por estas comisiones, pero según Amram, estos documentos están llenos de historias absurdas e inverosímiles, no esclarecen lo ocurrido y sólo demuestran que el gobierno no quiso realmente investigar.

Para el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sin embargo, la desclasificación de estos documentos es una muestra de transparencia que “corrige una injusticia histórica”. Uno de sus ministros, Tzachi Hanegbi, encargado de revisar este material desclasificado admitió sin embargo que es necesario encontrar una respuesta a estas desapariciones que parecen “deliberadas”.

Muchos de los casos de estos bebés desaparecidos afectan a los yemeníes, que llegaron por millares a principios de los 50 después de largas travesías por el desierto, viajes en precarios aviones y estancias en tiendas de campaña en campamentos de acogida. Sin embargo, los bebés desaparecidos eran hijos de padres de diversos países árabes.

Amram siente que libra una lucha de David contra Goliat. El número de reencuentros en Israel de padres con hijos sigue siendo insignificante. Según Amram, los tabúes con respecto a la adopción en Israel, la presión social y el racismo laten tras este drama.

Entrevistas: Maayan Nahari, de la ONG Amram; Shudia Jikkri, madre proveniente de Yemen; Orit, nieta de Shudia; Aziza Elbaz, madre proveniente de Argelia.