rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Israel Palestina

Publicado el • Modificado el

Enfrentamientos en Jerusalén tras la oración del viernes

media
Enfrentamientos tras la plegaria del viernes, el 21 de julio de 2017 en el exterior de la ciudad vieja de Jerusalén. REUTERS/Ammar Awad

La plegaria de este 21 de julio culminó con choque entre fieles y fuerzas del orden en un marco de fuerte tensión en la Explanada de las Mezquitas. Murieron tres palestinos.


Un tercer palestino murió este viernes en los enfrentamientos entre las fuerzas israelíes y manifestantes palestinos, que protestan por las nuevas medidas de seguridad para acceder a la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén Este, indicó el ministerio palestino de Sanidad.

"Un palestino murió por disparos en el corazón", dijo el ministerio, explicando que el incidente tuvo lugar en Abu Dis, en la Cisjordania ocupada.

Poco antes, un palestino fue abatido por fuerzas israelíes en el este de Jerusalén, indicó esta fuente.

Otro palestino murió en otro barrio del este de Jerusalén pero en circunstancias que aún no han sido esclarecidas.

Palestinos protestan desde hace una semana por la instalación de detectores de metales en la Explanada de las Mezquitas, instaladas por las autoridades israelíes tras el asesinato de tres policías cerca del lugar.

Israel acusa a los autores del ataque de haber escondido sus armas en la Explanada de las Mezquitas, que los judíos llaman Monte del Templo y es considerado el primer lugar santo del judaísmo.

La policía israelí prohibió este viernes a los hombres menores de 50 años acceder a la Ciudad Vieja de Jerusalén y a la Explanada de las Mezquitas, impidiendo que participen en la oración musulmana del viernes en un contexto de fuerte tensión por este lugar venerado.

La explanada de las Mezquitas, en donde se encuentra el Domo de la Roca y la mezquita Al Aqsa, está situado en el Viejo Jerusalén, sector palestino de la ciudad.

En los días previos a la gran oración del viernes, la prensa israelí informó de que el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu barajaba la posibilidad de retirar los detectores para evitar incidentes.

Sin embargo, tras consultar a las fuerzas de seguridad y al gabinete de seguridad, Netanyahu decidió mantener los detectores de metales.