rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Benjamin Netanyahu Hamas Israel Territorios Palestinos

Publicado el • Modificado el

Continúa la ofensiva israelí en Gaza

media
Este era el edificio en donde se encontraba la oficina del Primer ministro del movimiento palestino Hamas Ismail Haniyeh en Gaza. Reuters

Luego de que el viernes el gobierno israelí autorizara la movilización de hasta 75 000 militares adicionales, Gaza amaneció el sábado bajo nuevos ataques aéreos, con una decena de palestinos muertos y la destrucción de la sede general del Hamas, el Movimiento de Resistencia Islámico.


Los ataques del sábado tuvieron por objetivo los establecimientos gubernamentales del Hamas en Gaza. Según el movimiento, los aviones israelíes bombardearon el edificio en donde se encuentran las oficinas del primer ministro, Ismaïl Haniyeh, así como un cuartel policial. Los ataques fueron confirmados por un portavoz del ejército israelí. Un día antes, Haniyeh y varios miembros de su equipo se habían reunido delante de ese mismo edificio para recibir al primer ministro egipcio, Hisham Qandil, de visita en Gaza. Este sábado fue el turno del ministro de relaciones exteriores tunecino.

Del lado israelí, en Tel Aviv, se escucharon sirenas de alerta por tercer día consecutivo. Los habitantes corrían para hallar un refugio.

Desde el inicio de la operación, denominada “Pilar de Defensa”, el miércoles pasado, unos cuarenta palestinos perdieron la vida. Los habitantes no duermen, y no salen de sus casas por el temor de nuevos bombardeos: 'Desde hace tres días que no podemos dormir por los continuos ataques aéreos israelíes con F16 y con helicópteros en las calles de Gaza', contó el médico Aider Id, desde Gaza, entrevistado por RFI.

La posibilidad de una operación terrestre en Gaza parece confirmarse cada vez más. Un día después de haber movilizado 75 000 reservistas, el primer ministro israelí Benyamin Netanyahu estuvo reunido durante cuatro horas con varios de sus ministros en Tel Aviv para discutir sobre la posibilidad de ampliar la acción militar. Las fuerzas armadas israelíes anunciaron además que la ruta que conecta con la Franja de Gaza, territorio en el que viven 1,7 millones de palestinos, iba a ser cerrada al tráfico civil.

'Creo que un 90% de los habitantes de Israel está en favor de la guerra. Esta vez pensamos que el ejército no debe parar. Debe haber menos civiles palestinos muertos pero hay que limpiar todos los lugares que puedan tener misiles. Eso es lo esencial y lo que estamos tratando de hacer', opinó el sábado un habitante de Tel Aviv entrevistado por RFI.

Irán por su parte llamó el sábado al mundo islámico a emprender 'acciones de represalias' contra Israel para poner fin a 'los crímenes del régimen sionista'.