rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

salud Venezuela Amnistía Internacional Nicolás Maduro África Sida VIH

Publicado el • Modificado el

Venezuela bajo amenaza del VIH por falta de medicinas

media
Escasez de medicamentos y de test para detectar el VIH agravan la situación en Venezuela MUJAHID SAFODIEN / AFP

Mientras el mundo celebra el retroceso del número de infecciones por VIH/SIDA por primera vez en el siglo, Venezuela enfrenta un posible recrudecimiento de esta enfermedad ante la falta de retrovirales para el tratamiento, mecanismo de prevención y condiciones de salud que atentan contra la vida de los enfermos, según denuncia la representante de Amnistía Internacional en Francia, Geneviève Garrigos, entrevistada por RFI.


Con la Conferencia Internacional sobre el SIDA como contexto, la expresidenta de Amnistía Internacional en Francia señala que uno de los principales retos de esta conferencia es saber cómo actuar en los países en los que no se puede conseguir retrovirales como es el caso de Venezuela. Según denuncia, desde octubre del año pasado ningún medicamento ha ingresado al país y las 77 mil personas identificadas como infectadas con VIH/SIDA se encuentran desamparadas y sin tratamiento alguno. Esta cifra oficial habría aumentado a 1 200 000 casos de nuevas infecciones según declaraciones recogidas por la agencia EFE.

La gente no encuentra retrovirales y se está muriendo por falta de medicina adaptada. En los hospitales no hay medicinas, no hay comida y a veces no hay agua para que se le pueda atender dignamente a estas personas.
Geneviève Garrigos, Amnistía Internacional

La representante de Amnistía Internacional responsabiliza directamente al presidente venezolano Nicolás Maduro pues afirma que muchos países están deseosos de donar medicamentos pero Maduro no los acepta pues hacerlo implicaría reconocer una crisis humanitaria. El desabastecimiento de medicinas se calcula en un 95%.

Triunfo parcial contra el SIDA

Además señala que Venezuela se encuentra bajo un riesgo gravísimo de recrudecimiento de la enfermedad pues las personas infectadas, al no contar con preservativos como mecanismo de prevención, pueden estar infectando a otras.

Michel Sidibe, director de ONUSIDA REUTERS/Denis Balibouse

Este panorama en América Latina se condice con lo expresado por el presidente del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA), Michel Sidibé, quien afirmó que pese a las cifras alentadoras que muestran por primera vez en el siglo un descenso en el número de infecciones por VIH así como en la cantidad de personas fallecidas por esta enfermedad; en 50 países las infecciones crecieron considerablemente.

"El retroceso de nuevas infecciones fue más evidente en la región más afectada por el VIH, el este y el sur de África, donde las infecciones nuevas se redujeron desde 2010 en un 30%"
Michel Sidibé, director de ONUSIDA,

El VIH en cifras

Actualmente, 36.9 millones de personas son portadores del virus. Tres de cada cinco personas infectadas tienen un tratamiento antirretroviral para no desarrollar la enfermedad. Una cifra nunca antes alcanzada.

En 2017, la cifra de muertes provocadas por el SIDA fue de 940 mil personas mientras que en el 2016 fue de 990 mil.

De acuerdo a cifras de ONUSIDA faltan 7 mil millones de dólares para luchar contra el SIDA y que esta enfermedad no sea una amenaza para la salud pública mundial en el 2030. El objetivo fijado por este Programa en 2014 era ponerle fin a la expansión del virus del VIH en el 2030. Sin embargo, a la luz de la aparición de nuevos casos, este objetivo parece hoy inalcanzable.