rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

ONU: Más niños desplazados que nunca

Por Angélica Pérez

En el Día internacional del refugiado, la ONU lanza la alerta sobre el incremento del desplazamiento forzado y, como parte de este éxodo planetario, el aumento de menores que, sin compañia de adultos,  huyen de la guerra y el hambre.   

Por quinta vez consecutiva, la cifra de desplazados por la fuerza bate récords en el mundo: 68,5 en 2017.  De los 25 millones que se encuentran refugiados en otro país, 13 millones son menores de edad que han emprendido la huida sin compañía de un adulto. Datos alarmantes del último informe publicado por el Alto comisionado de la ONU para los refugiados, ACNUR.  

Huyen de guerras enquistadas, persecuciones, terrorismo, hambruna. Y seguirán aumentando mientras no se invierta en la prevención de conflictos y en la  resolución de los que están en curso, advierte María Jesús Vega, portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para los refugiados, ACNUR.

El informe Tendencias globales de desplazamiento forzado, publicado por ACNUR este miércoles 20 de junios, día mundial del refugiado, confirma la tendencia al aumento de las personas obligadas a abandonar su lugar en el mundo para salvarse de la guerra y el hambre. 68 millones y medio en el año 2017. De ellos, 25 millones, se encuentran refugiados en un país ajeno al suyo. Y de estos, 13 millones son niños y niñas no acompañados. La ONU lanza la alarma sobre el creciente número de menores inmigrantes convertidos a la fuerza en cabeza de familia.

La portavoz de ACNUR, destaca que la mayoría de niños y niñas que huyen solos del hambre y la guerra es Afganistán. En América latina este drama se concentra en los países centroamericanos como Honduras, Guatemala y El Salvador cuyos menores de edad emprenden la ruta hacia el norte, en muchos casos auspiciados por sus padres, para salvarlos de la miseria y de la violencia mortífera de las pandillas, llamadas también “maras”, y otros grupos delincuenciales.

Al drama de los niños centroamericanos no acompañados se ha sumado en los últimos días la separación de las familias de inmigrantes latinoamericanos que atraviesan la frontera con Estados Unidos. Como resultado de la política migratoria de la administración Trump  de “Toleracia cero”, las autoridades estadounidenses llevan a prisión a o los padres y transfieren a los hijos a centros para menores de edad. Una práctica que la ONU ha denunciado como ilegal instando a Washington a que le ponga fin de inmediato.   

Siria, Rohingyas y Sudán del Sur 

La mayoría de estos desplazados provienen de Siria, le siguen la población de la minoría musulmana Rohingya en Myanmar y, en tercer lugar, Sudán del Sur.

Colombia y Venezuela ocupan los primeros lugares latinoamericanos en desplazamiento forzado. “Colombia es el país más numeroso de la región en cuanto a desplazamiento interno. Durante las últimas décadas, “cerca de siete millones de personas han tendido tenido que moverse de un departamento a otro, buscando cobijo, albergue y seguridad”  afirma la portavoz de ACNUR y agrega que pese al proceso de paz firmado entre el gobierno y la guerrilla de las FARC, (hoy desmovilizada) sede siguen produciendo nuevos desplazamientos y asesinatos de líderes y defensores de derechos humanos”.

A los desplazados colombianos han vendido a sumarse el flujo de venezolanos que han llegado huyendo de la crítica situación económica y social que atraviesa su país.

En medio de las cuestionadas políticas migratorias de Estados Unidos y de Europa, la ONU exhorta a los gobiernos europeos y de América cumplir con el Pacto Mundial sobre Migración firmado por 193 países, en 2016, bajo auspicio de Naciones Unidas para garantizar una migración segura  y ordenada y una solidaridad compartida con los desplazados.

Los países del continente  africano, escenario de 19 guerras civiles, acogen a más del 30 por ciento de la población mundial desplazada.  “Seguimos viendo en este informe que el 85% de la población del mundo se encuentra lejos de donde la gente piensa. No están en el primer mundo, no están en Europa. Los desplazados prefieren quedarse cerca de sus países y cuando emprender largas rutas, no llegan. La mayoría están en lugares próximos a zonas  de conflicto y en los países menos desfavorecidos.”, afirma María Jesús Vega, portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para los refugiados, ACNUR.

 

 

En Gaza, ya se sienten las consecuencias de los recortes de EE.UU. a la UNRWA

Génova, la caída del puente, mezcla de fallas técnicas y debilidad del Estado

Álvaro Leiva: ‘Salimos de Nicaragua porque no garantiza el derecho a la vida’

El barco Aquarius vuelve a zarpar para rescatar a los migrantes del mediterráneo