rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Reino Unido Isabel II Elisabeth II Inglaterra

Publicado el • Modificado el

Harry y Meghan: el febril negocio de una boda real

media
Recuerdos que deja el acontecimiento de la boda en Londres REUTERS/Toby Melville

Un acontecimiento de estas características tiene repercusiones para la economía británica, y no sólo por sus costes, también por los beneficios que para muchos acarrea. Un evento que podría dejar 560 millones de euros de ganancia, casi la mitad solo por el turismo. La Casa Windsor le sale cada año a cada británico por 5 euros. Es la monarquía más cara de Europa. Una encuesta de YouGov establecía que un 39% de los británicos van a celebrar la boda con un gasto de 11 euros por persona.


Nadie quiere perderse el evento histórico. Banderines, gigantografías, 'falsos novios', souvenirs temáticos, el condado está transformado ante el gran acontecimiento de este fin de semana.  La ciudad inglesa de Windsor es una fortaleza de seguridad en las horas previas del gran evento: la boda del príncipe Harry de Inglaterra con la actriz estadounidense Meghan Markle. Unos 600 invitados y 100.000 espectadores se han dado cita en medio de un gran dispositivo de seguridad que ha inspeccionado cada rincón de esta localidad de poco más de 30.000 habitantes al oeste de Londres.

Los agentes han estado examinando desde alcantarillas hasta cubos de basura y se han instalado barreras para evitar un atentado con vehículo con la mayoría de calles cerradas al tráfico.

Todo ello tras dos meses de planificación en un acontecimiento que reúne a 5.000 periodistas en una cobertura con pocos precedentes. El número de policías no ha sido desvelado y tampoco se conoce lo que costará este evento a las arcas públicas de los británicos, aunque algunas publicaciones han arrojado diversas estimaciones alrededor del millón de libras esterlinas.

¿Cuánto dinero mueve?

Un acontecimiento de estas características tiene repercusiones para la economía británica, y no sólo por sus costes, también por los beneficios que para muchos acarrea. Es el caso, por ejemplo, de todos los hoteles y residencias de los 40 kilómetros que separan Londres de Windsor. En todos ellos es imposible reservar una habitación desde hace meses. El cartel de "no hay plazas" luce también en muchas localidades próximas a Windsor.

Según la aplicación de bodas Bridebook, que desglosó los costos de la boda, la pareja real gastarían este sábado alrededor de 32 millones de libras, más de 43 millones de dólares.

¿Pero cuánto dinero generará? Hablamos de un evento que podría dejar 560 millones de euros de ganancia, casi la mitad solo por el turismo. Un buen ejemplo de ello son las empresas que se ven beneficiadas en apariencia, por pequeños detalles que al público no le pasan desapercibidos. Es el caso de la firma de bolsos  Strathberry que experimentó un aumeto de ventas en sus bolsos del 5000% después de que Meghan Markle luciera una de sus creaciones. El diseño se agotó en 11 segundos y la lista de espera para comprar uno igual alcanzó las 3.000 personas. Ese es el «efecto Meghan Markle», todo lo que se pone se convierte en todo un éxito.

La boda de Harry, o Enrique, generará además otros 285 millones de euros en el sector de la restauración con las fiestas de barrio y otras celebraciones que se preparan en diversos puntos, especialmente de Inglaterra. Una encuesta de YouGov establecía que un 39% de los británicos van a celebrar la boda con un gasto de 11 euros por persona.

Brand Finance, una consultora  de la City londinense que estudia las 150 marcas comerciales más grandes de Reino Unido, ha realizado una estimación de la contribución de la monarquía a la economía británica, que en 2017 rozó los 2.000 millones de euros. La institución se lleva 330 millones de euros al año del erario público, según cifras oficiales. Concluyen, sin lugar a dudas, que los Windsor salen baratos porque cuestan 5 euros anuales por ciudadano. Este año, con "el factor Meghan" y la boda real el asunto anda boyante con unos 1.000 millones de euros más que se están generando estos días.

Los costes de las monarquías europeas

Tanto los gastos de Isabel II como los de su heredero están disponibles online con todo lujo de detalles. Desde los años 90, la Reina está obligada a publicar un informe anual con el balance de ingresos y gastos. Tras diversas reformas, recibe un 15% de los beneficios anuales del llamado Crown Estate, que engloba las propiedades públicas de la Corona. La Monarquía británica, por cierto, ocupa la jefatura de estado de 16 países, incluidos Canadá, Australia, Nueva Zelanda o Jamaica, a los que la institución sale “gratis”.

Actualmente en Europa existen 10 países bajo régimen de monarquía: Reino Unido, Bélgica, Dinamarca, España, Noruega, Países Bajos, Suecia, Mónaco, Liechtestein (estos dos últimos en forma de principados) y Luxemburgo (en forma de ducado). Pero no todas cuestan lo mismo a los ciudadanos de sus respectivos países.

Reino Unido lleva años encabezando esta lista y los Países Bajos, dentro de las europeas, ocupan la segunda plaza, lo cual sorprende bastante debido, de nuevo, a la poca población del país: no llegan a 17 millones de habitantes, lo cual hace que cada ciudadano pague anualmente unos 2,3 euros al año en gastos derivados de su familia real. En las siguientes posiciones del ránking aparecen todas las monarquías escandinavas por este orden: Noruega (25 millones de euros anuales),  Dinamarca (13) y Suecia (12). En el caso de España, la Casa Real tiene asignados algo más de 7 millones de euros, en cifras del año pasado, lo cual la convierte en una de las monarquías menos caras del continente. Sin embargo, el debate entre monárquicos y republicanos tiene en España muchas más fuerza que en Reino Unido o Escandinavia. 

(Fuentes: Datos de la corona británica, AFP, YouGov, Brand Finance consulting)