rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Irán petróleo

Publicado el • Modificado el

El retiro de EEUU del acuerdo nuclear y su impacto en el sector petrolero

media
Un avión de línea sobrevuela un campo petrolero iraní. Reuters

El retiro estadounidense y el eventual restablecimiento de las sanciones contra Teherán, tendrá efectos sobre el sector petrolero, al mismo tiempo que plantea un nuevo y complejo escenario para algunas empresas europeas como TOTAL, que han apostado por las oportunidades de un prometedor mercado de 80 millones de habitantes.

Conversamos con Joaquín Robles, analista de mercados de XTB Madrid, corredores bursátiles.


¿Qué impacto puede tener para el sector petrolero el anuncio hecho por Trump de retirarse de este acuerdo?

Efectivamente tendrá consecuencias. Ya vimos en 2015 cuando se firmó este acuerdo para limitar la potencia nuclear de Irán, dentro las sanciones se le perdonaron doscientos a trescientos mil barriles diarios lo que obviamente limitaba su potencial económico. Vimos cómo ha ido incrementando su producción hasta llegar a cuatro millones 600 mil barriles diarios, convirtiéndose en el quinto productor mundial de petróleo. También han habido limitaciones por parte de la OPEP, lo que llevado a reducir la oferta. Ahora, con el retiro de Estados Unidos que abandona el acuerdo, estamos ante un nuevo escenario, de alguna manera esto debería atemorizar a los inversores, que estiman que Estados unidos podría volver al escenario de sanciones. Ya dijo Trump que va a ser duro con Irán, lo que podría limitar aún más la producción, incrementando los precios del petróleo, que ya se han revalorizado en lo que va del año de un 18%.

En el caso de empresas como Total, que planificaban inversiones en Irán, seguramente a partir de ahora, estas quedan un poco en suspenso…

Claro que sí, todas las empresas que tengan una fuerte exposición respecto a Irán van a vivir un período de incertidumbre prolongado y por el momento, completamente indeterminado. Dicho esto, ese tipo de empresas, como por ejemplo Total, se destacan por su fuerte diversificación, es decir que si bien por un lado no podrán acometer las inversiones previstas en Irán, por otro beneficiarán de las alzas en el mercado que la ayudaran en otras partidas y tal vez, a potenciar otro tipo de extracciones, que por los niveles en los que estaba antes el petróleo, no eran rentables y que ahora, con un Brent por encima de los 76 dólares por barril, sí que pueden volver a ser rentables.