rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

El Vaticano Australia

Publicado el • Modificado el

El responsable de Finanzas del Vaticano, acusado de abusos sexuales a niños

media
George Pell REUTERS/Tony Gentile/File photo

El cardenal Pell negó "vigorosamente" todas las acusaciones de abusos sexuales cometidos en el pasado y viajará a su país, Australia, para limpiar su nombre.El número tres del Vaticano ha afirmado que está "deseando comparecer" ante la Justicia y que es "inocente" de los cargos que se le imputan.


El Vaticano informó este jueves de que aceptó la excedencia solicitada por el cardenal George Pell, responsable de finanzas, para poder defenderse de las acusaciones de pederastia y subrayó que el australiano no renunció a su cargo. En un comunicado más bien benevolente con su número tres, el Vaticano precisa que el papa Francisco fue informado de la solicitud del cardenal y que, durante su ausencia, la secretaría de Asuntos Económicos de la Santa Sede seguirá funcionando con normalidad.

La Santa Sede expresa también su "respeto" por el sistema judicial australiano, pero destaca que es "importante recordar que el cardenal Pell ha condenado de forma abierta y repetida los actos de abuso [sexual] contra menores como inmorales e intolerables".

El cardenal fue acusado este martes de múltiples abusos sexuales contra niños en Australia, según anunció la policía de ese país. "La Policía de Victoria ha acusado al cardenal George Pell de delitos de abuso sexual" cometidos en el pasado, declaró el comisario adjunto Shane Patton a los periodistas, ocho meses después de que la policía australiana interrogara a Pell en Roma por estas acusaciones, que él desmiente.

Patton afirmó que el cardenal, de 76 años, fue inculpado con citación y tendrá que comparecer ante la Corte de Magistrados de Melbourne el 18 de julio en audiencia. Patton no quiso responder a preguntas de los reporteros, alegando la necesidad de preservar la integridad del proceso judicial.

 

Pell niega las acusacines

Pell negó "vigorosamente" todas las acusaciones de abusos sexuales cometidos en el pasado y viajará a su país, Australia, para limpiar su nombre, indicaron funcionarios de la Iglesia Católica el jueves.

La inculpación de Pell se produjo en las últimas fases de una larga investigación sobre las respuestas institucionales aportadas en Australia a los supuestos abusos sexuales cometidos contra niños, ordenada por el gobierno en 2012.