rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Vida en el planeta
rss itunes

"Paraíso de Aves", las joyas como memoria ornitológica

Por Silvia Celi

La Escuela de Artes de la Joyería, de París, presenta una exposición excepcional: “El Paraíso de Aves”. Esta muestra reúne una selección de broches creados entre 1850 y 1960. Lechuzas, pavos reales, águilas, loros, entre otros, ornados de piedras preciosas, revelan la belleza del plumaje de esas aves e incitan al visitante a preguntarse si esas joyas serán algún día el testimonio de especies desaparecidas.

Las aves siempre han fascinado al hombre, ya sea por su capacidad para volar pero también por su colorido, su canto, su forma de moverse. La observación de las aves dio origen a la ornitología.

“La ornitología nació como una ciencia en el Renacimiento. Los científicos empezaron a observar, a describir y a dibujar la naturaleza. Así nació una iconografía, una serie de imágenes más real de la naturaleza que circuló y participó en la evolución del gusto, y de la educación de la mirada de artistas que crearon obras y joyas”, recuerda Joëlle García, Jefa del Servicio de Difusión de la Biblioteca del Museo nacional de Historia natural y una de las comisarias de esta exposición.

Broche Paon de Gustave Beaugrand. (circa 18659. Colección particular. ®StudioSébert/Laurent Legendre

-¿Los joyeros copiaron o interpretaron?

“En la segunda mitad del siglo 19 el motivo de los pájaros fue reproducido con un estilo muy naturalista. Eran representaciones con volumen muy parecidas a la realidad, sobre todo los pavos reales que eran muy conocidos en Europa desde la antigüedad. Son aves que fueron muy estudiadas y observadas. Pero bueno, los joyeros tienen una libertad de creación muy personal que los lleva a escoger una parte del ave, ya sea la cabeza, la forma del pico, las alas, la propia forma del pájaro o su manera de moverse para crear un ave imaginaria. Entre los cien broches de la exposición se pueden reconocer algunos pájaros que inspiraron a los joyeros, otros no porque son creaciones, muy personales", explica García.

Clip Pájaro del Paraíso. Van Cleef & Arpels 1942. Colección de Van cleef & Arpels. ®VanCleef & Arpels/Photo BertrandMoulin

-Una visión que confirma Marion Millet, Coordinadora científica de la ciudad de Versalles:

“Es cierto que se nota que los joyeros se inspiraron en dibujos naturalistas, que observaron con mucha precisión o quizás tenían las imágenes en el subconsciente. Algunos joyeros incluso trabajaron con aves vivas. En los talleres de Mellerio, por ejemplo, hay unos dibujos que muestran que fueron a los jardines para observar pavos reales, lo que probablemente dio como resultado broches como el pavo real, creado en 1910, que se puede ver aquí. Algunos joyeros trabajaron basándose en la naturaleza pero también la interpretaron y crearon piezas originales como algunas que mostramos en esta exposición”.

-En la muestra no está representada ninguna ave ya desaparecida, subraya Joelle Garcia:

“Hay pájaros que están en vías de extinción porque la joyería se inspiró en aves exóticas por su plumaje y sus colores. En la exposición hay muchos loros, aves del paraíso y pájaros imaginarios inspirados en los que cité anteriormente. Pero hay un broche que fue bautizado Dodó por su propietario, que no se parece en nada a un Dodó pero es una mezcla del plumaje del ave del paraíso y de un colibrí. Sinceramente creo que es un homenaje a esa especie que desapareció tan pronto como el hombre llegó a la isla en donde vivían porque allí, ese pájaro no tenía depredador. Sí, es una suerte de homenaje a un pájaro que ya no existe. Pero en la exposición no mostramos ningún ave extinguida”.

Broche pájaro del paraíso-quetzal. Mauboussin 1960. colección particual. ®Benjaminchelly

-¿Algunos de esos broches terminarán como testimonio de aves desaparecidas?

“En efecto, las aves están amenazadas, en particular, por la desaparición de los insectos. Y hoy en día todas las creaciones que se inspiran en las aves son un testimonio de esas especies y de la mirada de un artista sobre esas aves. Cuando usted visita la exposición escucha el canto de pájaros que están en la sonoteca del Museo nacional de Historia Natural. Esos cantos han sido grabados por ornitólogos que quieren estudiarlos pero sobre todo, ante esa amenaza que pesa sobre las aves, desean conservarlos. Así que, a través de todas esas representaciones, estudios, dibujos y grabaciones de cantos de pájaros intentamos cumplir con el objetivo del museo nacional de historia natural de repertoriar las especies vivas para guardar su huella y sensibilizar al público sobre su preservación", asegura García.

-Ya esa sensibilidad existía, como lo prueba la Enciclopedia de Historia Natural del conde Buffon, explica Marion millet.

“El conde de Buffon públicó en el siglo 18 una Enciclopedia de Historia Natural que revela un interés particular por las aves. La famosa vajilla, “Los pájaros de Buffon”, creada por la manufactura de Sevres, llevaba marcado el nombre de cada pájaro. La manufactura de Sevres dió luz verde a un artista contemporáneo, el Sr. Patkin, que se inspiró en la enciclopedia de Buffon, pero lamentablemente no marcó el nombre de los pájaros, entre los cuales, algunos se han extinguido. De manera que esta exposición permite tener una idea de la belleza de aves que nos maravillan esperando que no se convertirán en un testimonio de la hermosura de la naturaleza y de la creación.”

La exposición “Paraíso de las Aves” fue realizada con el apoyo de Van cleef & Arpels, del Museo Nacional de Historia Natural y el Museo de Artes Decorativas. Las piezas provienen de colecciones privadas y de las de joyeros importantes como Van Cleef & Arpels, Cartier, Boivin o Mellerio.

"Paradis d'Oiseaux"

L'Ecole des Arts Joailliers

Entrada libre

31, rue Danielle Casanova

Paris 75001

Del 15 de mayo al 13 de julio de 2019

De 12h a 19h