rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Detenido en Alemania sospechoso bosnio de los atentados de París de noviembre 2015 (policía).

Francia chalecos amarillos

Publicado el • Modificado el

Juntan más de 100.000 euros en apoyo a un ex boxeador que golpeó a policías

media
Captura de pantalla del momento en que el ex boxeador se enfrenta a un policía, el sábado 5 de enero de 2018 en París. Fuente: Twitter.

En solidaridad con un ex púgil profesional detenido tras atacar a agentes durante una protesta de los “chalecos amarillos”, unas 7.000 personas hicieron una “vaca” para apoyar al activista, logrando juntar en 24 horas más de 100.000 euros.


Christophe Dettinger, de 37 años, fue uno de los protagonistas de los hechos de violencia registrados el pasado sábado durante la octava manifestación de protesta de los chalecos amarillos. En las imágenes que recorrieron el mundo, aparece en el puente Léopold-Sédar-Sanghor, que atraviesa el Sena, pateando y arremetiendo a puñetazos contra dos policías. Uno de los agentes atacados por Dettinger tuvo que ser dado de baja por 15 días debido a lesiones provocadas por la agresión.

Buscado por las autoridades francesas, “El gitano de Massy” (ciudad al sur de París), como se lo conoce en el cuadrilátero, se entregó el lunes a la Policía. Antes, había grabado un video en Facebook en el que se presentaba como un “ciudadano normal” que había participado en cada una de las ocho protestas nacionales “por los jubilados, el futuro de mis hijos, por las mujeres solteras…”. “La ira se apoderó de mí y sí, reaccioné mal. Pero me defendí”, se justificó.

El lunes, la nuera de Dettinger decidió juntar dinero en “apoyo a Cristophe D, nuestro boxeador nacional”. “Con esta vaca, queremos apoyar a su familia y mostrar la solidaridad del pueblo de los Chalecos Amarillos, del verdadero pueblo francés”, indica el mensaje en la plataforma de financiación participativa leetchi.com.

La idea fue de inmediato replicada en las redes sociales por Eric Drouet, uno de los iniciadores del movimiento y líder de los “chalecos amarillos”. El martes por la mañana, más de 7.000 personas habían dado 116.314,43 euros.

La iniciativa, que cuenta con miles de comentarios de solidaridad hacia el detenido, fue condenada por las autoridades francesas.

“Al parecer, pegarle a un policía es negocio. Cuando el interés por el dinero se suma al odio y la violencia, me provoca asco”, comentó en Twitter el secretario de Estado de la Economía Digital, Mounir Mahjoubi.

Para el Sindicato de Oficiales y Comisarios de Policía, el dinero debería ser entregado “a los dos policías que golpeó”.

En las redes, se multiplicaron las denuncias cuestionando la moralidad y la legalidad de la iniciativa. Leetchi.com respondió que la financiación de la defensa de un acusado se ajustaba a la ley.

Mientras crecía la polémica por el monto que alcanzaba la vaca, la familia del ex boxeador decidió ocultar en la web la cifra de la suma de los donativos, que hasta el momento aparecía en la plataforma. Pocas horas después, el sitio anunció que ya no aceptaba nuevas contribuciones.

En este contexto, el primer ministro Édouard Philippe anunció el lunes por la noche que el gobierno aumentará el arsenal represivo inspirado en el modelo de lucha contra el hooliganismo, que prohíbe el acceso a las manifestaciones a los agitadores identificados, con la creación de un fichero especial.