rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

cultura Literatura

Publicado el • Modificado el

Michel Houellebecq publica 'Serotonina', una novela sobre el malestar rural

media
Michel Houellebecq en noviembre de 2014. Miguel MEDINA / AFP

La muy esperada novela del exitoso novelista francés sale este viernes en las librerías europeas. 'Serotonina' describe la soledad de un ingeniero agrónomo desilusionado por la Unión Europea y los lobbys industriales.


Soledad, sexo y suicidio. Los temas recurrentes de las novelas de Michel Houellebecq están presentes en ‘Serotonina’ su séptima novela que sale este viernes en las librerías francesas.

Muy esperado por los lectores y la crítica, el nuevo libro de Houellebecq tiene como protagonista a Florent Claude Labrouste, un ex empleado del ministerio de Agricultura.

Al borde de suicidio, el narrador toma pastillas de un antidepresivo con serotonina, una hormona que supuestamente mejora la autoestima, y se retira en un hotel parisino para hundirse en la nostalgia de sus relaciones pasadas.

Como siempre en la literatura de Houellebecq, la narración está fuertemente arraigada en la realidad social y política contemporánea, con una buena dosis de humor políticamente incorrecto. A contracorriente de los gestos ecológicos, el protagonista de 'Serotonina' "sabotea el programa de separación de la basura", tirando su botella de vino en el contenedor reservado al papel.

La crisis del mundo rural francés, la violencia del neoliberalismo y la soledad del mundo moderno son el telón de fondo de esta novela en la que algunas escenas recuerdan la revuelta de los "chalecos amarillos".

La anterior novela de Houellebecq, ‘Sumisión’ (2015), una ficción política en la que Houellebecq imaginaba la elección de un candidato islamista a la presidencia francesa, causó controversias al ser tildada de islamófoba. Su publicación coincidió con el sangriento atentado yihadista de los hermanos Kouachi contra la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo.

Tras el éxito en librerías de ‘Sumisión’, que se vendió en más de 800.000 ejemplares, la editorial Flammarion optó por un tiraje inicial de 300.000 ejemplares para responder a la gran expectativa que suscita el nuevo opus de Houellebecq.