rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia Ecología Medio ambiente

Publicado el • Modificado el

Controvertida liberación de osas preñadas en los Pirineos franceses

media
Captura de pantalla del video del ente encargado de la caza y la fauna salvaje (ONFS) en el momento de la liberación de una de las osas, el 5 de octubre de 2018 en el sudoeste de Francia. (l’ONCFS) / AFP.

El gobierno francés anunció esta que dos osas eslovenas fueron reintroducidas en los Pirineos franceses para intentar salvar la especie en la región. Pero no todos en la zona están contentos con esta llegada.


"Dos osas hembras han sido reintroducidas en la región de Béarn, en los Pirineos" franceses, anunció este viernes el ministro de Transición Ecológica, François de Rugy, en un video publicado en su cuenta de Twitter.

La Agencia Forestal eslovena, que supervisó la captura de los dos animales en el país balcánico, indicó poco después que las dos osas están preñadas. "Es probable que las dos osas den a luz a oseznos el año próximo", dijo la entidad en un comunicado.

Una primera osa, llamada Claverina (que significa heredera), fue liberada en las montañas de los Pirineos el jueves por la mañana. Tuvo que ser transportada en helicóptero para sortear las barreras alzadas por algunos ganaderos para impedir su llegada.

De 7 años y 140 kilos, Claverina "es la primera osa hembra en pisar el suelo de Béarn en la última década", apuntó el ministerio.

Una segunda osa eslovena, "Sorita" (que significa hermanita), fue liberada el viernes por la mañana. Tiene un año más y pesa 150 kilos, indicó la misma fuente.

Su llegada había sido anunciada por el exministro de Transición Ecológica, Nicolas Hulot, antes de su dimisión el mes pasado. El objetivo es repoblar la zona, que cuenta con 43 ejemplares de esta especie.

Pero para los opositores, la presencia de estos animales no es compatible con la ganadería. Los plantígrados, cuya alimentación depende en un 70% de vegetales, pueden atacar ovejas o asustar rebaños, llevándolos a precipitarse al vacío en regiones montañosas.

"Está claro que vamos a intentar que [las osas] se vayan a España, si no lo han hecho ya, porque los osos [...] pueden caminar cientos de kilómetros", declaró Olivier Maurin, criador de ovejas y presidente una asociación que ha estado en la primera línea de las protestas contra la reintroducción de los osos en los Pirineos.

Por su parte, el diputado Jean Lassalle aseguró que esta liberación “empuja al crimen”, aunque rechazó a medidas violentas.

En 2004, la osa Cannelle, liberada en los Pirineos, había sido abatida por un cazador.

Entre los ganaderos también hay quienes se muestran a favor de volver a ver a los osos y militan por su presencia. “Han estado desde siempre. Esto no va a cambiar nuestras vidas”, afirmó la pastora Élise Thébault.

Con AFP