rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia Justicia acoso sexual Violencia

Publicado el • Modificado el

Francia adopta la ley contra violencias sexuales y sexistas

media
La ley llega poco después de la agresión de una joven francesa en París. Flickr/Clodius_Maximus

Este miércoles, el Parlamento francés aprobó de manera definitiva el proyecto de ley contra las violencias sexuales y sexistas. Prevé entre otras cosas la ampliación del plazo de prescripción en crímenes de violación de menores de edad y la penalización del acoso callejero.


La Asamblea Nacional francesa aprobó definitivamente el proyecto de ley contra las violencias sexuales y sexistas, con 92 votos a favor, ninguno en contra y ocho abstenciones.

El objetivo de este texto es reforzar la represión contra las violaciones y otros abusos sexuales cometidos a menores de edad, alargar el plazo de prescripción de la acción pública para algunos crímenes contra menores, e intensificar las sanciones contra el acoso sexual o moral.

La ley, que llega poco después de la agresión de una joven francesa en París, cuyo testimonio generó una movilización en las redes sociales, indica que serán castigadas las manifestaciones verbales con “intención o conducta sexual o sexista" que ofendan la dignidad de las mujeres y que sean "degradante o humillante o creen una situación intimidatoria hostil u ofensiva”.

Este texto materializa compromisos de campaña muy fuertes del presidente de la República [Emmanuel Macron], en el marco de la gran causa de su mandato, la igualdad entre mujeres y hombres.
Marlène Schiappa, secretaria de Estado para la Igualdad entre Mujeres y Hombres.

Sin embargo, diputados de la oposición se dicen decepcionados por el alcance limitado de la ley. Clémentine Autain, del partido político Francia Insumisa (izquierda radical), consideró que no hay “visión global en este texto. Si hay violaciones, si hay acosos y agresiones sexuales, es porque vivimos en una sociedad donde la dominación masculina sigue apremiante”. Para Emmanuelle Anthoine, de Los Republicanos (derecha), se trata más “de comunicación que de acción”.

El texto pone sobre la mesa el tema de la diferencia de edad entre la víctima y el victimario desde la cual podría haber “coerción moral” y busca facilitar las condenas por violación. Sin embargo, se alejó de su voluntad inicial de instaurar una “presunción de no consentimiento”, que implicaba que toda penetración en un menor de menos de 15 años fuera automáticamente considerada como una violación.

(Con AFP)