rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

Macron niega ser 'el presidente de los ricos', pero pierde popularidad

Por Raphael Morán

"No olvido a los mas pobres" aseguró Emmanuel Macron ante los parlamentarios reunidos en Congreso en el Palacio de Versalles. El presidente francés defendió su primer año de mandato e intentó revertir su impopularidad en las encuestas.

Ante cerca de 900 diputados y senadores franceses, el presidente Macron intentó responder a las críticas sobre su primer año de mandato, defendió sus políticas y anunció el rumbo de su segundo año de presidencia.

La cita que tuvo lugar en el muy solemne salón del congreso del palacio de Versalles, símbolo de la monarquía absoluta- fue boicoteada por diputados de izquierda y algunos de derecha que la tacharon de 'narcisista' y 'bonapartista'.

En respuesta el presidente anunció que habrá una reforma para que los diputados puedan hacer preguntas al presidente en el Congreso. El anuncio, sin embargo, no cambiaría el espíritu de monarquía republicana que domina en este tipo de evento, opina el politólogo Mathieu Petithomme de la Universidad de Besançon.

"Aunque haga una reforma constitucional, no cambiaría mucho el sentido de este debate que se parece mucho al discurso sobre el estado de la Unión, en Estado Unidos. Actualmente el presidente habla solo durante una hora y media (…) sin tener realmente críticas. Aunque se haga una reforma para que la oposición pueda hacerle preguntas, se modernizaría un poco el formato, pero el presidente tendría aun la posibilidad de conocer las preguntas antes y tendría la última palabra", dijo Petithomme a RFI.

Macron defendió también las reformas de su primer mandato como la reforma educativa, que introduce criterios de selectividad para ingresar a la universidad; la reforma del Estado de emergencia; el aumento del gasto militar; la flexibilización del mercado laboral y la liberalización de los ferrocarriles franceses.

Según una encuesta de la consultora Odoxa publicada a principio de julio, el 75% de los encuestados estiman que el presidente francés gobierna para los ricos. A lo que Emmanuel Macron contestó lo siguiente:

"No me gustan ni las castas, ni las rentas, ni los privilegios".

¿Ha logrado el presidente francés con este discurso acallar las críticas sobre la política económica de su primer mandato?

No, según Mathieu Petithomme. El politólogo observa que últimamente, "Macron ha hecho errores de comunicación que refuerzan su imagen de presidente de los más ricos. La semana pasada, decidió comprar una vajilla nueva para el Eliseo, con un coste de alrededor de decenas de miles de euros, y declaró al mismo tiempo que se gasta un dinero increíble en subsidios sociales".

Para el año venidero, Macron anunció un plan de recortes, así como una modernización del sistema de protección social. Y reiteró su voluntad de incentivar a las empresas para crear empleos.

Análisis con Mathieu Petithomme, politólogo de la universidad de Besançon.

Colombia: ¿Qué impacto ha tenido la paz del lado de las fuerzas militares?

El legado de 15 años de Erdogan polariza a una sociedad llamada a las urnas