rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia política

Publicado el • Modificado el

Diputados franceses borran la palabra ‘raza’ de la Constitución

media
El hemiciclo de la asamblea legislativa francesa, 28 de junio de 2018. Thomas SAMSON / AFP

La supresión de la mención de razas en la Carta Magna francesa era una vieja reivindicación de los diputados de los territorios de ultra mar. La reforma del artículo 1ro de la Constitución prevé también una mención explícita a la prohibición de las discriminaciones de género.


Es una modificación constitucional con una fuerte carga simbólica: los diputados franceses votaron esta semana de manera unánime, en comisión legislativa, una reforma del artículo 1ro de la Carta magna para borrar la palabra ‘raza’ e introducir la mención de la prohibición de las discriminaciones de género.

En su versión actual, la Constitución francesa, que data de 1958 declara que la República “asegura la igualdad legislativa de todos los ciudadanos sin distinción de origen, de raza o de religión”. En cambio, el nuevo artículo 1ro mencionará “sin distinción de género, de origen o de religión”.

Se prevé también introducir una mención a la preservación del medio ambiente y de la biodiversidad.

Los cambios, que tienen el apoyo del presidente Macron y del ejecutivo, deben ser aprobados ahora en sesión plenaria.

Polémica sobre la 'raza'

La supresión de la palabra ‘raza’ del artículo sobre los valores fundamentales de la Constitución francesa era una reivindicación de los diputados ultramarinos. “Tras una larga lucha humanista, podemos cantar victoria legítimamente”, se felicitó el senador de la isla antillana de Guadalupe, Victorin Lurel, mientras que la diputada de la Polinesia francesa califica esta reforma de “avance considerable”.

La referencia a la palabra ‘raza’ se inscribió por primera vez en la Constitución francesa en 1946, para enfatizar el rechazo a las tesis racistas que se propagaron en Europa en los años 30 y 40.

Los diputados franceses consideraron que dicha palabra era infundada dado que la inexistencia de razas en la especie humana es un hecho científicamente comprobado.

Pero aunque hay unanimidad en el parlamento para revisar el artículo 1ro en este sentido, varias voces de la sociedad civil estiman que borrar la palabra raza podría debilitar jurídicamente la lucha contra el racismo.

 “Francia tiene reticencias en nombrar explícitamente las situaciones de discriminaciones étnicas y racistas, entonces si además de esto se suprime la palabra ‘raza’ las demandas por racismo serán más complicadas, pero no imposibles. Hay recursos jurídicos para tratar las cuestiones de racismo en función del origen”, estima Patrick Simon, demógrafo.

En entrevista con RFI, Simon observa que todos los tratados internacionales llevan la mención explícita de las categorías raciales: “el comité de la ONU por la eliminación de la discriminación racial, la directiva europea del año 2000 para luchar contra las discriminaciones, menciona las discriminaciones étnicas y raciales. Los suecos, en cambio, borraron la mención a las razas”.

El parlamento francés debate actualmente una reforma constitucional. El nuevo artículo incluirá una mención a la protección del medio ambiente y la biodiversidad contra los cambios climáticos. En cambio, la comisión legislativa rechazó una enmienda de la derecha radical para inscribir en la Constitución que Francia tienen una ‘tradición cristiana’. Y tampoco dio continuidad a una propuesta de la izquierda comunista de fijar en 16 años la edad mínima para votar.