rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

París Transportes Ecología Medio ambiente

Publicado el • Modificado el

Fracasa en París en 'Autolib', el auto de libre servicio

media
El sistema de alquiler de vehículos eléctricos compartidos Autolib', lanzado en 2011, cierra debido a grandes pérdidas que ni el operador privado Bolloré ni las autoridades locales están dispuestas a compensar. Patrice Latron / via Getty Images

El 'Autolib', el sistema de vehículos eléctricos de libre servicio implementado por las alcaldías de París y de sus suburbios, perece este jueves. El consejo administrativo decidió ponerle fin a su contrato con la empresa que lo ha desarrollado, el grupo Bolloré. Pero, ¿que falló en el modelo de transporte?


Desde hacía algunos años, los usuarios de Autolib se quejaban del mantenimiento de los vehículos: entre las colillas y los malos olores, las manchas en los asientos y las carrocerías destrozadas, los parisinos dejaron poco a poco de usar estos pequeños autos eléctricos de cuatro plazas, que se alquilaban por algunas horas al día y que luego se estacionaban nuevamente en una de las decenas de estaciones establecidas en París y sus suburbios.

En 2011, cuando fue lanzado el Autolib, "revolucionario" en la época, la alcaldía parisina tenía como objetivo limitar el tráfico es uso del automóvil individual y fomentar el transporte compartido.

El Autolib son:

►►11.668 alquileres al día en febrero de 2018

►►101.471 suscriptores al año 

►►37 minutos en promedio por carrera

El Sindicato Autolib Velib Metrópolis (SAVM), una agrupación de varios distritos y municipios de la región parisina, esperaba también permitir a esta iniciativa privada generar "al menos 56 millones de euros al año".

Pero todo falló: al mismo tiempo que se degradaba el Autolib aumentaba el uso del Uber y de las aplicaciones de alquier de vehículos de persona a persona. La empresa del controvertido magnate Vincent Bolloré anunció que en vez de generar ingresos, Autolib se endeudó de manera considerable.

Se espera que en 2023, año en el que debía terminar el contrato con el distrito, la deuda llegara a 293,6 millones de euros. Por lo tanto, el grupo privado le pidió a los 103 municipios que lo contrataron compensar financieramente estas pérdidas.

Pero la alcaldesa de París prefirió cancelar el acuerdo, apoyada por los suburbios, y se cree que Bolloré dará batalla en el ámbito jurídico.

"Es una lástima porque estamos yendo en el sentido contrario a la historia", lamentó el ministro francés de Ecología, Nicolas Hulot.

Sin embargo, en ciudades como Lyon y Burdeos, y hasta en la estadounidense Indianapolis, donde Bolloré ha desarrollado el mismo concepto, el Autolib tiene éxito.

La caída del sistema Autolib en la capital francesa ocurre en vísperas de la implementación de un nuevo servicio de patinetes eléctricos alquilables en París, una propuesta de la empresa estadounidense Lime.