rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Mayo del 68

Publicado el • Modificado el

Recuerdos de mayo del 68: 'No queríamos que nuestra revuelta cayera en manos de políticos'

media
Un grafiti en la Sorbona en París, el 20 de mayo del 1968. ARCHIVES / AFP

[Serie] Ultimo capítulo de nuestra serie de testimonios sobre el Mayo francés. Hoy, le toca al periodista Jean-Marcel Bouguerau compartirle sus recuerdos de la revuelta estudiantil. Una revuelta improvisada, y que no buscaba acceder al poder, como contó a RFI.


Jean Marcel Bouguereau, periodista francés,  trabajó en varios diarios como Libération. Hoy, tiene hoy 71 años y nos hizo el favor de contarnos su vivencia del movimiento estudiantil del 68 francés. De su relato se descata la improvisación de un movimiento social que soñaba con revoluciones, pero paradójicamente no aspiraba a tomar el poder.

Bouguereau compatió con RFI fragmentos de sus relatos de la época, publicado en su blog.

"En vísperas del 24 de mayo, hubo una gran reunión entre los representantes de los distintos grupúsculos que intentaban dar algún tipo de coherencia a este movimiento polifacético. Tenían siempre el mismo problema: buscar un nuevo objetivo para subir el nivel de presión sobre el gobierno.  Para ello, unos exploradores ingresaron fácilmente a la sede de la alcaldía de parís. Nos dimos cuenta que había poca vigilancia y que podríamos ocupar la alcaldía sin dificultad. Bastaría con hacer una gran manifestación cerca, y abrir las puertas. Sí, pero después, ¿qué haríamos? Teníamos en mente las imágenes del 28 de marzo de 1871, cuando se proclamó la Comuna de Paris ahí".

El recuerdo de la Comuna de París

"Con los comités de acción, hicimos un afiche, que proclamaba, presuntuosamente que parís “nos pertenecía”. Pero la Comuna de Paris terminó en un baño de sangre. Y nuestra revolución no quería muertos. ¿Entonces qué había que hacer?  Recuerdo una junto en la que alguien se puso a imaginar el futuro del movimiento. ‘Vamos al balcón de la alcaldía bajo los aplausos. ¿Y luego? Llamamos al secretario general del partido comunista francés? ¿O François Mitterrand, entonces dirigente socialista?’.  Descartamos rápidamente esas hipótesis. No queríamos que nuestra revuelta cayera en manos de los partidos clásicos que siempre combatimos, uno era esta estalinista y otro era el heredero de la política politiquera de la IV República."

Asalto a la sede de la bolsa de París

"En el fondo, queríamos hacer ceder De Gaulle, pero no estábamos dispuestos a hacer una revolución violenta. Ni menos a transmitir el mando del movimiento a los partidos tradicionales. Entonces nos olvidamos de la toma de la Alcaldía de Paris. Y esta misma noche en la que De Gaulle anunció un referéndum para junio, mandamos a los manifestantes a la sede de la Bolsa de valores. El poder lo vio como una señal de radicalización del movimiento. ¡En realidad, era un gesto moderado! No hay que fijarse en las apariencias”.