rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

Los sindicatos franceses debilitados este 1° de mayo

Por Hugo Passarello

Mas de 210.000 personas manifestaron en todo Francia, según la CGT, el sindicato más numeroso de Francia. De acuerdo a las autoridades, 143.000 personas salieron a las calles de todo el país para manifestar por el Día del Trabajo. Un desfile que reveló cierto declive de los sindicatos en Francia.

Es el primer 1° de mayo bajo el mandato de Emmanuel Macron, quien enfrenta desde hace semanas huelgas de ferroviarios, de Air France, del sector de energía y el bloqueo de las universidades. "Desde el inicio del año, hubo muchos días de manifestaciones de asalariados, de jubilados y de jóvenes", argumenta Philippe Martinez, líder del sindicato CGT. "Hay un descontento social y hay que discutir para mostrar que podemos tener conquistas más grandes a nivel nacional."

En 2017, el 1° de mayo reunió a 280.000 personas en todo el pais, más que este ano. Pese al descontento

social que aumenta, los sindicatos franceses no lograron hacer un frente único para desfilar. "Siempre fue así en Francia: la unión es un combate", explica Philippe, un militante de la CGT, otro de los principales sindicatos. "La pluralidad sindical en este país se explica históricamente por las orientaciones políticas. La unidad no se logra con una varita mágica."

Entre los huelguistas mas aguerridos están los ferroviarios, como Camille, quien denuncia los métodos de Macron, comparándolo a un gerente de recursos humanos de una empresa. Los sindicatos franceses, antes muy poderosos, hoy no logran hacer frente a las reformas de Macron, como sobre la reducción del servicio público. 

En la Bastilla, bajo la sombra de mayo de 1968 que, hace medio siglo vio la huelga más grande del siglo XX en Francia, el panorama ha cambiado mucho. Solène, una de las manifestantes, declara que "si no hacemos algo juntos, nunca vamos a ganar". 

En 2015, dos investigadores del Fondo Monetario Internacional (FMI) publicaron un análisis que muestra que el declive de los sindicatos en los países ricos ha agravado las desigualdades sociales. La marcha en Paris se vio opacada por los violentos disturbios provocados por un grupo denominado los black blocs que destruyeron vidriedras, y prendieron fuego a vehículos. La policia respondió con gases lacrimógenos y camiones lanza aguas. Alrededor de 200 personas fueron arrestadas.
 

Álvaro Leiva: ‘Salimos de Nicaragua porque no garantiza el derecho a la vida’

El barco Aquarius vuelve a zarpar para rescatar a los migrantes del mediterráneo

Estigmatización contra pacientes podría aumentar casos de VIH en América Latina