rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Francia Gastronomía

Publicado el • Modificado el

En 2021, los restaurantes franceses no podrán oponerse al 'doggy bag'

media
El 'doggy bag' ha sido mal visto hasta recientemente en en los restaurantes franceses. Pxhere Creative Commons

La Asamblea Nacional francesa acaba de aprobar una enmienda que obliga a todos los restaurantes a proponer desde 2021 'doggy bags', recipientes para que los clientas puedan llevarse la comida para consumo ulterior. Una práctica que hasta ahora empieza a desarrollarse en Francia. 


El diario Le Parisien resaltaba hace dos meses la cantidad una cifra alarmante: en Francia, por cada habitante cada año, 21 kilos de alimentos no consumidos van a parar a la basura en los restaurantes. 

Por ende, este domingo, la Asamblea Nacional francesa aprobó una enmienda que volverá progresivamente obligatorio para los establecimientos el uso del "doggy bag", es decir la posibilidad de llevarse los restos para consumirlos después.

En Estados Unidos, en América Latina y en Inglaterra, esta práctica es muy común pero, hasta ahora, en Francia los restaurantes están empezando a aceptar una idea que consideran poco sofisticada.  "Hay que recordar que el término 'doggy bag' hace referencia a los restos que se le da al perro, y eso refleja cierta idea de pobreza", destaca Julia Csergo, especialista de la cultura alimenticia, entrevistada por el sitio Mashable, una razón por la cual el gobierno francés prefiere el término 'Gourmet bag'.

Muchos dueños de establecimientos franceses se oponen también a dejar que sus clientes se lleven la comida evocando posibles intoxicaciones alimentarias en caso de que el consumidor espere mucho tiempo antes de comerse las sobras.

Desde 2016, la ley francesa otorga la posibilidad a los restaurantes de proponer el 'doggy bag', inclusive aplicado a las botellas de vino no acabadas, y rompe la responsabilidad sanitaria de los establecimientos en el momento en que el cliente se va con su comida

Pero a partir del 1.° de julio de 2021, todos los restaurantes de Francia deberán sin excepción proponer cajas de restos a sus clientes para evitar el desperdicio. "El objetivo es generalizar una práctica que existe y reducir de mitad el desperdicio alimentario de aquí a 2025", explican los diputados de la comisión de Desarrollo sostenible de la Asamblea.

Algunos restaurantes en Francia están tratando de limitar el desperdicio proponiendo igualmente platos de tallas y precios diferentes según los apetitos.