rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
París América
rss itunes

'Los movimientos del 68 en Latinoamérica tienen características en común'

Por Raphael Morán

Hace exactamente 50 años, manifestaciones, ocupaciones y huelgas cundían en toda Francia así como en varios países de Latinoamérica. Contra el viejo autoritarismo, el Mayo francés dejó huellas profundas en la sociedad. En este primer episodio de nuestra serie de emisiones en RFI, hablaremos de las fechas claves del movimiento.

En ‘París América’ esta semana abrimos el primer capítulo de esta serie de emisiones con una mirada retrospectiva al mayo francés. En el reportaje de Lucile Gimberg, hacemos un viaje al tiempo a través de archivos y testimonios de actores de las protestas del Mayo francés.

En las calles de París, en medio de barricadas y enfrentamientos con los policías, los estudiantes pintaron grafitis anticonformistas cuyos lemas pasaron a la historia. “desabrochen el cerebro tan a menudo como la bragueta”, o “sean realistas, pidan lo imposible”, decían a veces.

Como solemos hacerlo en Paris América cruzamos el Atlántico para mirar hacia América latina donde el año 68 también fue muy significativo. Tanto en México, donde el movimiento estudiantil fue reprimido de manera sangrienta el 2 de octubre, como en el Cono Sur, en Uruguay, Brasil, Chile. De esto hablamos con la doctora en historia, Vania Markarian, de la Universidad de la República en Uruguay.  

“Los tres 68 latinoamericanos tienen esta misma característica: una acumulación de la protesta con protagonismo estudiantil en alianza con otros sectores, y la represión y la deriva autoritaria, y esto pasó en todos los países latinoamericanos, no siempre en el 68. En Argentina sería el Cordobazo en el 69”, dijo a RFI, en entrevista en el marco de un coloquio que tuvo lugar en el IHEAL, Instituto de altos estudios de América latina de París.

>Para escuchar la entrevista completa, hacer clic en el botón 'play' arriba en la imagen principal del artículo. (Minuto 18'00)

En Uruguay, el movimiento empezó en marzo, con un punto alto en mayo del  68, con las movilizaciones de los estudiantes de secundaria para los subsidios del transporte.

La historiadora Vania Markarian de la Universidad de la República de Uruguay. Foto: Richard Paiva, UCUR

Sobre el legado del 68 en América latina, Vania Markarian observa que “la idea de circulación global de lo que significa ser joven, una idea de revuelta contra el orden burgués de la post guerra, eso es lo global del movimiento”.Aunque la revolución sexual consistió en cambios y procesos muy lentos que dejó consecuencias en la generación que nació en los 70, en materia de “ sexualidad, de nuevas formas de familia, de relacionarse entre las mujeres y los hombres, en todo esto somos hijos del 68”, analiza Markarian.

Y en lo político, el 68 “abre el ciclo que termina en el golpe del 73”, estima la historiadora. Se refuerzan ideas que no eran nuevas como el latinoamericanismo y el antiimperialismo. Y Cuba se instala en las consciencias revolucionarias, al mismo tiempo que la figura de Che Guevara, asesinado en 1967.

Delegación de Parlamento Europeo visitará Managua para buscar una mediación

‘El gobierno venezolano está expulsando a su gente’: Tamara Taraciuk de HRW

Julio Ramón Ribeyro: ‘Escribir era una forma de sobrevalorarme a mí mismo’