rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Francia hoy
rss itunes

El antisemitismo hoy en Francia

Por Lucile Gimberg

El asesinato de una anciana judía en París, Mireille Knoll, ha conmocionado a la sociedad francesa y ha vuelto a poner en el tapete el tema del antisemitismo en Francia. Según datos del gobierno, los actos racistas, antimusulmanes y antisemitas disminuyeron en 2017 en un 16% con respecto al año anterior. Pero las acciones violentas, sobretodo contra judíos, han aumentado. Reportaje.

Una lluvia fina cae de forma intermitente. En la calle Petit, en el districto 19 de París, uno de los barrios judíos de la capital francesa, la gente se apresura a hacer sus compras en el supermercado kosher. Estamos a pocos días de Pascua, Pessah en hebreo.

"Vine a comprar pan de pita, cuenta Ilana, judía practicante de 50 años y habitante del barrio. "Es un pan que no hace migas y que se come antes de Pascua. Se lo voy a dar a los niños esta noche."

En la panadería Sareden, los clientes están conmocionados por la muerte de Mireille Knoll. Esta anciana parisina, de 85 años, sobrevivió a la persecución de los nazis cuando era niña. El pasado 23 de marzo, fue asesinada en su casa, presuntamente por ser judía.

"Desgraciadamente demuestra que sí hay antisemitismo", reaciona Ilana. "Es doloroso porque esta señora ya sufrió durante la Segunda Guerra Mundial y ahora es víctima de un loco que lanzó todo su odio contra ella."

Junto a sus dos hijos, el señor David confirma: "toda la comunidad judía está indignada por lo que le pasó a la señora Knoll, ya es el segundo caso, tiene que parar. Esperamos que el gobierno tome medidas para que esta barbarie no vuelva a ocurrir. Queremos que se den cuenta que hay que tomar en serio a estos individuos, a los sospechosos por radicalismo islámico."

Dejar Francia para Israel

En 2006 Francia se indignaba por el asesinato del jóven Ilan Halimi, secuestrado y torturado por la llamada "pandilla de los bárbaros". Desde entonces, once personas han sido asesinadas por ser judías en Francia, según responsables de la comunidad.

En 2017, otra anciana fue defenestrada en París por su vecino al grito de "Allahou Akbar". Y en los últimos años, los judíos han sido blanco de varios atentados yihadistas: el de Mohamed Merah en 2012 en Toulouse, y el ataque contra el supermercado Hypercasher en 2015 en París.

La lista de crímenes es demasiado larga para Evelyne Ouaziz, que ya no se siente segura en Francia: "soy judía practicante, de confesión israelita, habitante de Belleville, un barrio popular complicado donde hay mucha radicalización. Vemos muchos franceses convertirse al islam. El viernes es catastrófico cuando rezan en la calle."

"El odio contra los judíos siempre existió pero ahora es cada vez peor. Hay mucho laxismo", denuncia Ouaziz que ha decidido emigrar a Israel. "Alla tendremos atentados pero porque estan en guerra. ¡Aquí no estamos en guerra! Aquí nos rige una república que supuestamente da un espacio para todos y ahora ya no parece ser así...", se lamenta.

En 2015, año de los atentados, cerca de 8.000 Franceses judíos emigraron a Israel, un récord, aunque no sólo por cuestiones de seguridad. Desde entonces, la cifra ha bajado.

"El repliege comunitario no es la solución"

En París, otros vecinos de la calle Petit hablan con más moderación pero sus palabras también reflejan cierta inquietud.

"Si quisiera ponerme una kipa, lo pensaría dos veces", dice Rémi mientras su esposa Corine asiente: "Hay que ser discretos. Yo ya no llevo estrella de David por ejemplo, tener cuidado con lo que uno dice." Judíos laícos, llevan 20 años en la calle Petit.

"En Francia apenas nos estamos dando cuenta de lo que pasa con el antisemitismo. Actualmente hay tensiones entre musulmanes y judíos. Importan aquí el conflicto de Oriente Medio", analiza Rémi. "Creo que el problema es pensar que la religión, el repliege comunitario es la solución. La solución pasa por más fraternidad, más solidaridad, y por la laicidad. Yo soy nieta de rabino pero creo que la religión es un asunto privado", opina por su parte su esposa.

Según cifras del ministerio del Interior, en 2017 los actos anti judíos bajaron por tercer año consecutivo. Pero esta mejora global esconde un alza de las acciones antisemitas violentas: agresiones, incendios, degradaciones, tentativa de homicidio... Los hechos registrados pasaron de 77 a 97 con respecto al año anterior. También han aumentado los daños a cementerios y lugares de culto.

" 2015 fue un año bisagra ya que se alcanzó un punto máximo, a causa de los atentados. No solo hubo una alza de los actos antisemitas sino tambien de los actos racistas y en contra de los musulmanes", explica Frédéric Potier, delegado interministerial para la lucha contra el racismo y el antisemitismo.

"Desde entonces, en 2016 y 2017 han bajado pero lo que ha bajado son las amenazas. En cambio están al alza los ataques contra los bienes y las personas. Y eso nos preocupa y explica nuestra movilización", continúa Potier.

Delincuencia y radicalización islámica

Cintas puestas por la policía y mensajes de cariño en la puerta del domicilio de Mireille Knoll asesinada en París. 27 de marzo de 2018. REUTERS/Clotaire Achi

En el caso de Mireille Knoll, hasta el momento dos jóvenes han sido detenidos e inculpados por "homicidio de carácter antisemita". Uno de ellos era su vecino, la conocía muy bien. Según el ministro del interior, uno de los sospechosos le habría dicho al otro: "es judía, debe tener plata".

" Por ahora no se sabe muy bien si es un antisemitismo basado en la delincuencia, el crímen ordinario y los prejuicios sobre los judíos sin dimensión política ni religiosa, o si tiene algo que ver con el islam radical", subraya Michel Wieviorka, sociólogo y especialista del antisemitismo.

Para la hermana del sociólogo, Annette Wieviorka, historiadora especialista de la Shoah, dos antisemitismos coexisten hoy en Francia. "El primero - y el más estigmatizado - es el que viene de los musulmanes más radicales. Este antisemitismo es cuando atacan o asesinan a judíos con la fantasía de que van a encontrar mucho dinero mientras que en muchos casos estas víctimas eran humildes."

Este antisemitismo mata pero "no debe esconder la reaparición del viejo antisemitismo francés", advierte la historiadora. "Lo vemos con personas como Alain Soral o con este entusiasmo de volver a publicar libros como "Mein Kampf" o "Mi Lucha" de Hitler, o de Mauras o Céline. Este viejo antisemitismo, que pensabamos muerto, estaba allí. Y vuelve a expresarse ahora, a través de los canales históricos de la extrema derecha pero también de pequeñas cosas imperceptibles", apunta.

El "ciberodio"

Hoy el odio contra los judíos también se expresa con mucha fuerza en internet y en las redes sociales, que amplifican los viejos estereotipos sobre los judíos.

Frente a lo que calificó como "ciberodio", el Primer Ministro Edouard Philippe anunció en marzo un plan de lucha contra el racismo y el antisemitismo. Su objetivo principal: reforzar, a nivel europeo, la responsabilidad de los operadores en internet.

"Todo lo que se publica y difunde en Francia debe responder a las leyes republicanas. Hoy es más facil pedir que se retire un video que transmite en directo un partido de fútbol en las redes sociales, que pedir que se retire un insulto antisemita o racista. No me resigno a la idea que una liga de fútbol es más fuerte que el gobierno francés", declaró el jefe del ejecutivo.

Hoy las grandes plataformas en internet cooperan. "Ya no niegan su responsabilidad como hasta hace poco, trabajamos con ellas, logramos cerrar páginas, suprimir mensajes o bloquear videos", señala Frédéric Potier, de la Delegación encarga de aplicar esta nueva política. Pero no es suficiente para el gobierno y por eso quiere llevar la batalla a nivel europeo.

"Vamos a inspirarnos de Alemania donde, desde octubre, se aplica una ley que permite más sanciones. Queremos volver más visibles las herramientas para alertar cuando hay contenidos racistas o antisemitas en internet y lograr el retiro de estos contenidos más rapidamente", precisa Potier.

En Alemania, las grandes redes sociales se enfrentan a multas de hasta 50 millones de euros si no retiran los contenidos de odio en 24 horas. El gobierno francés también quiere modificar la ley para que la ciberpolicía pueda investigar en la red bajo seudónimo, como ya lo hace para casos de terrorismo y pornografía infantil.

Una marcha blanca para Mireille Knoll

Ciudadanos y figuras políticas rindieron homenaje a Mireille Knoll frente a su domicilio en el barrio 11 de París, este 28 de marzo de 2018. REUTERS/Gonzalo Fuentes

Conmocionados, miles de franceses marcharon el pasado 28 de marzo en París, Toulouse o Marsella para rendir homenaje a la octogenaria Mireille Knoll y expresar su rechazo al antisemitismo. En la capital, la ex profesora, y judía laíca, Danielle Czal resaltaba la necesidad de educar para luchar contra el rechazo al otro.

" El otro día un joven me preguntó... -yo ayudo a jóvenes que han abandonado el sistema escolar, de entre 16 y 22 años, que viven en barrios populares - y este joven me dice 'explicame, ¿porque se les tiene tanta rabia a los judíos?'
Allí me di cuenta que hay un problema de educación. Un problema de educación sobre los espacios y el sentido de las religiones, y sobre la manera en que la Historia ha construido estos odios. Hay un problema de consciencia colectiva y cívica."

Un esfuerzo que asegura estar haciendo el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, presente, como otras figuras políticas, en el cortejo.

La Delegación interministerial para la lucha contra el racismo y el antisemitismo ya ha financiado más de 700 proyectos el año pasado: iIntervenciones en las escuelas, visitas de los centros de memoria de la Shoah para jóvenes de suburbios en gran parte musulmanes, eventos deportivos de inclusión. Sus resultados serán evaluados a mitad de 2019, y al final del plan, en 2020.

 

Entrevistados:

- vecinos de la calle Petit, en el districto 19 de París
- manifestantes de la Marcha de homenaje a Mireille Knoll
- Jean-Michel Blanquer, ministro de Educación
- Javier, profesor de hebreo en el INALCO, argentino que lleva 10 años en Francia
- Annette Wieviorka, historiadora especialista de la memoria de la Shoah
- Michel Wieviorka, sociólogo y autor del libro "El antisemitismo explicado a los jóvenes" (Editorial Seuil 2014)
- Frédéric Potier, delegado interministerial DILCRAH
- Edouard Philippe, primer ministro (al micrófono RFI de Julien Chavanne)