rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

Putin: "La voz fuerte de Rusia"

Por Angélica Pérez

Vladimir Putin fue reelecto el domingo 15 de marzo como presidente de Rusia con casi 77% de los votos en unos comicios cuya participación fue superior a la de las presidenciales de 2012.  El historiador ruso Victor Jeifets nos desglosa la imagen del líder al que los electores rusos han confirmado, una vez más, en las urnas convirtiéndolo en el hombre que ha dirigido el país por más tiempo desde la caída de la URSS.

Uno podría decir que la victoria sin precedentes lograda por Putin en las recientes presidenciales reafirma el estribillo que desde el Kremlin repite la retórica oficial: "Si  Gorbachov fue el líder que puso de rodillas a Rusia.  Putin es el hombre fuerte que levantó al país". Pero en el país hay quienes piensan, como el historiador de la Universidad de San Petersburgo Victor Jeifets, que la Perestroika de Gorbachov solo vino a acelerar un desastre económico que se arrastraba desde años atrás en Rusia y que se profundizó aún más durante el gobierno de Boris Yeltsin. 

Tras hacer esta salvedad, Jeifets ratifica que gran parte de la ciudadanía siente que su país tiene más peso en la voz que aquel de los años 1990 y que esa es la causa por la que Putin tiene tanta atracción entre los rusos.  "Uno de los rasgos típicos de la cultura política rusa es lo que se conoce como una 'mano fuerte, una mano de hierro' que no necesariamente es autoritaria" insiste el historiador en esta precisión y agrega: "A los rusos les gustan los políticos que son capaces de hablar con voz fuerte".

Una economía soviética

Para entender el arraigo que tiene el presidente ruso en ese inmenso país de 146,8 millones de habitantes es necesario volver la mirada hacia la década de los 90. Y eso lo ha entendido bien el Kremlin que recuerda con insistencia las penurias de la década anterior a la llegada de Putin. Los datos hablan por si solos: en 1992, el país contaba con un 33,5% de pobreza. En 2012, tras 12 años de Putin en ejercicio del poder, el umbral de la pobreza había caído a un 10,7% . Actualmente, al final de su mandato presidencial, se sitúa en 13,5%.

El doctor en historia Victor Jeifets destaca los logros sociales de la era Putin, "se redujo la tasa de mortalidad, y eso es importante porque el Estado está cuidando la salud de la gente", afirma el experto pero subraya la ausencia de un desarrollo industrial que no sea militar,  del sector energético y del espacio cósmico, herencia de los tiempos soviéticos.

Dentro de las asignaturas urgentes para el gobierno de Vladimir Putin está la de atraer más inversión extranjera e incentivar la inversión dentro del país. Pero al mismo tiempo,  Rusia  es objeto de sanciones de parte de EEUU que afectan su economía y pueden ahuyentar a los inversores extranjeros. "Miles de millones de dólares de los rusos  están actualmente en bancos de Estados Unidos o de la Unión Europea. Si este dinero se invirtiera dentro del país, eso ayudaría mucho. Yo no estoy de acuerdo con lo dicho por el (ex) presidente Obama en el sentido de que la economía rusa está despedazada. Yo, por lo menos, no lo siento así. Pero las sanciones económicas sí afectan a ciertos sectores rusos, sobre todo el energético. Tarde o temprano, Rusia y Occidente tendrán que encontrar un terreno de entendimiento común para levantar esas sanciones", opina Jeifets.

El diablo de Occidente

El final de la campaña  estuvo marcado por las acusaciones de Gran Bretaña a Rusia de estar detrás del envenenamiento en Salsbury  de un doble ex espía ruso desertor y su hija y que terminó con la expulsión recíproca de diplomáticos. El ministro británico de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, aseguró ante el Parlamento que Rusia es "una fuerza maligna y perturbadora", y advirtió a los gobiernos de todo el mundo que "ningún intento de cobrarse una vida inocente en el Reino Unido quedará sin castigo ni sanción".

Moscú ha negado rotundamente toda responsabilidad en este hecho y denuncia una campaña de desprestigio en su contra. Una vez electo el domingo, el presidente Putin aseguró ante la prensa que su país, a diferencia de otros que también lo prometieron, "ha destruido todas las armas químicas" de las que disponía, conforme a los tratados internacionales. El mandatario ruso resaltó, además, que a ningún país se le ocurriría cometer un acto semejante en plena campaña presidencial y a pocos meses de organizar el mundial de fútbol. Son "mentiras, basura, tonterías" dijo.

Las investigaciones están en curso en Reino Unido y, por el momento, no se sabe cuán veraz es su versión y cuánto hay de demonización de su parte a la imagen de Putin. Lo que sí es cierto para algunos analistas es que esta trama que parece rescatada de la "Guerra fría" ayudó a consolidar la victoria de Putin en las recientes presidenciales. Para Víctor Jeifets "esta historia agregó por lo menos diez puntos a Putin. Sin la demonización en los medios extranjeros, sin ciertas declaraciones de Gran Bretaña y de Estados Unidos, él no hubiera obtenido los resultados que logró". En opinión del historiador de la universidad de San Petersburgo, la presión exterior sobre el país funciona al revés: "Ya lo dijo el gran poeta ruso del siglo XIX Aleksandr Pushkin, yo puedo decir cualquier grosería sobre mi gobierno pero jamás permitiría que lo hiciera un extranjero. Es parte de la psicología rusa: si nos presionan desde afuera vamos a hacernos  más fuertes para protegernos. ".

Oposición débil y debilitada

Muy lejos del resultado obtenido por Putin quedó el segundo candidato más votado, el comunista Pavel Grudinine, quien apenas rozó el 12% del total de votos. Los otros cinco candidatos obtuvieron porcentajes aún más bajos. Durante al campana, justamente, una de las críticas las más asiduas fue la ausencia de contendores a Putin.  "La victoria de Putin  fue decidida de antemano", aseguró el principal rival de Putin, Alexéi Navalni, inhabilitado hasta 2024 y quien llamó a boicotear los comicios.

Jeifets comparte la idea de que el gobierno ruso hace todo lo posible, por el momento en el margen de la ley, para cerrarle el camino a los opositores pero, insiste el historiador, los candidatos de la oposición carecen de arraigo entre el electorado porque no tienen propuestas relevantes para la sociedad: "La mayoría de candidatos de la oposición critican al gobierno pero no plantean como salir de ahí. Por eso, muchos rusos votaron por la fórmula 'si no es Putin, entonces quién’ "

 

Kiev rompe sus lazos religiosos con Moscú: ¿cisma eclesiástico o decisión política?

Elecciones de Noviembre: ¿aprovechará Trump su victoria con el juez Kavanaugh?

Brasil: Bolsonaro roza la victoria en la primera vuelta de las presidenciales

Peruanos de Tumbes oscilan entre solidaridad y xenofobia ante los venezolanos

El ex primer ministro francés Manuel Valls, oficializa su candidatura a la alcaldía de Barcelona

En Gaza, ya se sienten las consecuencias de los recortes de EE.UU. a la UNRWA